poesía

El color de los tejados

Foto de Hotblack

Foto de Hotblack

Me volveré del color de los tejados
compartiendo los versos contigo.
¡Llueve!
Llueve sobre tu pelo
que quiere caer sobre el poema que recitas,
eres poetisa al cuadrado,
está tu cuerpo en verso,
y tu poema en mis manos.

Algo nos recaba en París soñado
sin movernos del tejado.
París tan oscuro y triste
como tus ojos claros.

¡Llueve!
Llueve como tu letra
empapando mi chaqueta.
¡Hey, cómo llueve!
El ritmo también rima si lo marcan tus caderas
Nos desteñimos
y nuestra piel está rojiza.
Tú estás preciosa
compartiendo tus versos conmigo.

Nos volvemos del color de los tejados
¡Qué bellos estamos!
Nos estamos fundiendo
en nuestras bocas recitando
y ya somos color del cobre,
nos estamos desgastando.
¡Qué bellos estamos!

Cada vez nos parecemos más,
de hecho parezco tener
un poco de ojos claros
y tú estás más alegre,
tus ojos brillan
después de tanto.
Qué bien que veas como yo,
qué bueno habértelos prestado.

Ya somos color teja,
somos iguales
y no nos ha costado tanto.
Nos hemos vuelto del color de los tejados,
qué bien nos queda.

Y, por cierto,
¡Cómo fulguran en mí
tus ojos claros!

18 de mayo de 2013.

 

Fernan Camacho

Soy un tipo normal que un día juntó dos palabras y alguien, no recuerdo quién, me dijo que el puzzle no estaba mal. Después descubrí que las noches que no escribo suelo nacer muerto al día siguiente.
Fernan Camacho
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)