La guasa de la memoria

El guardián del tiempo

A Camarón de la Isla

Sobre la misma columna, abrazados sueño y tiempo,
cruza el gemido del niño la lengua rota del viejo.
Federico García Lorca

He aquí quién os ha visto en todos los fregaos, desde cada uno de mis exiguos cuerpos, en lo bello y lo inexplicable, en lo fascinante y lo nauseabundo, en ese pellizco del tiempo al que llamáis vida.

He cuidado la memoria de los hombres y conozco las condenas venideras. Me sé el principio y el final de una raza con la insólita costumbre de traicionarse. Conozco el día de tu llegada.

En la Isla, los pájaros pegaban gritos por ti mientras las olas rumiaban el conjuro de un hechizo eterno. Nació un niño encerrado en el cuerpo de un hombre. Luego fuiste un joven que buscaba en caracolas el eco de su voz.

He visto tus pisadas donde la gente guarda sus tesoros, sentido el decoro en tu mirada, he abrazado al hada de las canciones por tocarte con su varita mágica. Quizás por eso la gente te considera por encima de la gente, como si el huracán que brota de tu gaznate les convenciera del milagro de los días, como si tragaras penumbras y escupieras un trozo de sus almas. Hay algo del mar al final de tus susurros, un trozo de cielo en el alegre quejío que has regalado.

Ahora que ya no se te ve, te sobran infinitos por vivir.


Camarón de la Isla – La leyenda del tiempo

Javier López Menacho

Javier López Menacho

Escribo para vivir otras vidas. En secretOlivo, recuperando una parte de mí.
Javier López Menacho

Latest posts by Javier López Menacho (see all)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba