Fotografía

Instantes fotográficos de Javier Blanco en Clasijazz

'Fulgores y encantamientos', de Javier Blanco, en Clasijazz. Foto de Paisa
'Fulgores y encantamientos', de Javier Blanco, en Clasijazz. Foto de Paisa

Instantes fotográficos de Javier Blanco en Clasijazz

Bajando las escaleras de Clasijazz, entre grandes imágenes de la historia musical refugiada en este local singular de la cultura almeriense, en el pasillo del fondo está la exposición ‘Fulgores y Encantamientos’, instantes fotográficos de Javier Blanco, con su particular mirada en el panorama fotográfico de Almería. La exposición permanecerá en este lugar hasta el 10 de diciembre. 

En el momento previo a la inauguración sorprende el silencio, que envuelve el blanco y negro de todas las fotografías expuestas. Abre el camino de entrada el cartel con el retrato de un coche blanco, dispuesto a conducir hacia la imaginación del espectador.

Con ‘Fulgores y Encantamientos’, Javier Blanco avanza desde su mirada, con la fotografía personal, de autor, para desvelar los distintos instantes que encuentra en su camino, para reconstruir una realidad, aparentemente oculta, que emerge desde la filosofía que subyace en la singularidad del blanco y negro. Autenticidad de cada imagen, que desvela distintos tiempos y mundos. Cada instante expuesto es la puerta de entrada a horizontes por descubrir.

Banda sonora

El blanco y negro de los instantes fotográficos expuestos adquiere un sentido de emociones con el acompañamiento musical de un incipiente jazz: el saxo de Fran Peñate, como hilo conductor; Chencho Nzo, que marca el ritmo que acompaña con el pandero; y Juanma Cidrón, con la kalimba, un pequeño instrumento que produce destellos de sonidos. Así emergió entre imágenes una banda sonora, a conservar en la memoria del espectador, para el momento inaugural que recorrió el pasillo del sótano de Clasijazz. 

Los instantes fotográficos de Javier Blanco encierran una sucesión de imágenes autónomas: contrastes, proyecciones, sombras, reflejos, momentos, instantes detenidos, puntos y cosas, huella para un misterio, la escapada de un perro, escaleras hacia el cielo, paseo nocturno por la acera con figuras escondidas en sus sombras, el coche blanco que nos mira, un lavabo con un escarabajo, la escapada de los pájaros y una mano perdida. 

Y en todos estos instantes subyace el paso del tiempo que queramos imaginar. Con el presente detenido.

Miguel Ángel Blanco Martín
Últimas entradas de Miguel Ángel Blanco Martín (ver todo)
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.