musica

Reproches, trombones y dementes

los dementes perucho torcat ray perez reproches

Reproches, trombones y dementes

Una de las canciones más conocidas de Pony Bravo -y que mejor acogida tiene en sus directos de los últimos años- es El Político Neoliberal, un tema cuyo videoclip comienza con un extracto de una entrevista que Cuca Gómez le realizó al salsero Héctor Lavoe en la televisión puertorriqueña en 1984; “Voten por mí, porque mi rumba está buena” bromeaba el reconocido solista ante la pregunta de la entrevistadora sorprendida por el interés de Rubén Blades en presentarse a las elecciones en Panamá.

Lavoe comenzó su exitosa carrera de la mano de Willie Colón, juntos tuvieron una época dorada, muy productiva, que Héctor llegó a definir en Hacha y Machete, Depende de ti (It’s up to you, 1976); “Palante, alta la frente, de frente, vamos a demostrar que lo nuestro no fue un golpe de suerte, somos hacha y machete y esta es la verdad.

La dupla se conoció en Nueva York gracias a la mediación del influyente productor dominicano Johnny Pacheco, cofundador del sello Fania, que viendo las carencias que pasaba por entonces el joven Willie, con un cantante flojito en la orquesta y el material de su primer álbum para Alegre Records confiscado por la quiebra del sello, consigue en dos tardes -en la primera hubo roce- juntar el estilo y la impecable enunciación del cantante con el talentoso músico y compositor. De esa época son los clásicos Lo mató o Todo tiene su final.

Y es cierto que todo tiene su final, la aventura conjunta duró hasta que Willie Colón decidió darse espacio harto de la drogodependencia de Héctor Lavoe y todo lo que conllevaba, y en 1975 ambos lanzaban sus primeros elepés en solitario; Willie Colón con El bueno, el malo, el feo (The good, the bad, the ugly), para el que contó con las voces de Lavoe y Rubén Blades, con quien poco tiempo después grabaría la archiconocida Pedro Navaja, y Héctor Lavoe con La Voz, producido por Willie, y cuyo primer tema, su primer gran éxito, se titulaba El Todopoderoso, una canción cuya autoría se adjudicaron ambos hasta que años después se recuperó una grabación original del venezolano Perucho Torcat, quien seguramente hubiera sido uno de los mejores solistas de la historia de la salsa de no haber muerto tan joven en mayo de 1972, dos años antes de que Lavoe lo grabase bajo la producción de Colón. El plagio se hizo evidente, y aunque siempre le negaron su autoría, miserías que pasan, recurrieron más veces al repertorio que inmortalizó la voz de Perucho al empacar su propuesta por varios países latinoaméricanos.

Curiosamente Perucho Torcat y Ray Pérez se conocieron también en 1967, en Caracas, cuando decidieron fundar Los Dementes, uno de los grupos pioneros más potentes e influyentes de la salsa venezolana. Dos años después de crear Los Dementes, pensando en cierta proyección, fueron a probar suerte a Nueva York, cada uno por su lado, primero Ray, al que no le convenció la experiencia, creía que lo que hacían allí lo podían hacer perfectamente en Caracas, y después Perucho, que en cambio, pensaba que su mejor opción para internacionalizarse pasaba por ahí.

En Nueva York Perucho trabajó con Eddie Palmieri y Ray Barretto, el mismo que sustituyo en la banda de Tito Puente a Mongo Santamaría, aquel conguero que planteaba el origen del guaguancó en el intento de los primeros afrocubanos libres de hacer flamenco. (En secretOlivo el maestro Jesús Cosano ya nos contó la historia de Los Negros Curros). Toda esta experiencia neoyorkina quedaría reflejada en un el clásico publicado en 1970 Homenaje a Perucho en Nueva York.

Ese mismo año, Ray y Perucho publicaron Estamos en todo, disco editado por el sello colombiano Discomoda que consideró más comercial denominar a la orquesta como Los Kenya. Ray volvió a editar el disco con su propio sello Pyraphon en 1973. El memorable álbum se tituló Ellos lo hacen, They do it.

En ese trabajo aparece un corte titulado Reproche, ese tema, acelerado, es el sampler que utilizan los raperos albayzineros Ayax y Prok en el tema más escuchado de su canal de youtube. Más de 22 millones de visitas. Se dice pronto. Pocos meses después los gemelos colaborarían con el rapero venezolano Akapellah en el tema De Graná a Maracay, una especie de viaje de vuelta.


Reproches

Yo, yo, yo, oh
No quiero más reproches

Mujeres, mujeres, más mujeres
Mañana te mueres, ¿y qué tienes?, ¿de dónde vienes?
Nadie besa ya nuestras arrugadas pieles
No lo ves, no somos jóvenes, nadie te quiere

Perdiste lo que muchos esperan to’a su vida
Que nunca llegan, que nunca atisban
Querer que te quieran, como McGregor y Kidman
No sólo a ti mismo como Bergman

Como el piano Szpilman, tiquiriu Mandinga
Como bailaba Tomasa por el barrio de la Timba
El amor no es una firma, ¡abre la puerta Vilma!
Y dime algo que en verdad nos distinga

Mis errores me matan, los aciertos lo tapan
Nos solapan, el alma no es opaca
Yo soy el jackass de los sentimientos
Como un Yamakashi por los muros de mi adentro

Casi que me encuentro, pero al final me caigo
Me caigo, me pierdo, pierdo a los demás
Por no cuidarlos más que por tratarlos mal
Esta noche no hay reproche, recordar y brindar

¿Recuerdas aquella noche
Cuando, cuando por mortificarnos
Nos lanzamos mil reproches?
Y no supimos, y no supimos callarnos

Fue una bella época, ella e’ mulata
Tocaba las maracas, yo poeta
La llevé a Caracas, nuestra vida loca
Yo hacía la comida, ella la salsa, la bona

Es de Graná pero parece de La Habana
Vive en la tierra pero viene de la luna
Me pide un anillo, pero me quedé la pluma
Dame un bocadillo que mi alma se desploma

Guajira…

¿Recuerdas aquella noche
Cuando, cuando por mortificarnos
Nos lanzamos mil reproches?
Y no supimos, y no supimos callarnos

La niña de las flores en el pelo, de los ojos de lucero
Consuelo de un borracho, egoísta y altanero
No tenerla es como estar en el talego
Te lo juro, te lo ruego, esto no lo escribo ciego

Princesa y bandolero, nos mataron los celos
¿Por qué el reproche siempre está donde llego?
Familia, amigos, a los que quiero
No tengo razón yo, y ellos no pueden verlo

Debo sacar mi mierda, luchar por ellos
Lo juro por mis muertos que lo intento, que me centro
Y me disparan, que si me aparto me añoran, que mi cora
Nunca para, pierde horas a las buenas, a las malas

¡No me jodas! Hasta mi labia se evapora
Ella que pague mis manías destructoras
¿Y tú qué miras con tu mierda patética?
A muchos les vendría bien algo de autocrítica

Esto es por los míos y por mí, pa que mañana
sea feliz al ver mis huellas mi muy querido hijo
Que mis manos se froten en orgullo a lo que hicieron
Que mi boca sonría por aquello que dijo

Guajira, Guantanamera
¿Cuánto me esperas? Punta galera
Un pescador de fortuna, el día que enganché
A esa morena, sonaron las sirenas

Las campanas de la torre de la vela
Gitana canastera lanzaban romero
No soy Romeo, pero mis versos son más bellos
Tú y yo, si quieres volamos a New York

Al cosmos, Domingo de Ramos
Guiado por los ritmos, poeta maldito
Le quito el vestido, es mi estilo
Fino, chaqueta y copa de vino, venga díselo…

Otra noche, otra noche, otra noche
Comiendo de su chuche, me dejas touché
No hay reproches, ni Margaret Thatcher
La vita dolce suave, suave, dile, dile…

Dile que no sabe, lo que este niño vale
Mi verso es sublime
Por esa morena cometía un crimen
Por Dios, dile que me ame…

¿Recuerdas aquella noche
Cuando, cuando por mortificarnos
Nos lanzamos mil reproches?
Y no supimos, y no supimos callarnos…

Tono Cano

Tono Cano

director de secretOlivo
Tono Cano

Latest posts by Tono Cano (see all)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)