Música

Lágrimas negras

Lágrimas negras (por Martirio y Omara Portuondo)

Lágrimas negras es una maravilla de bolero, no hay duda. Lo compusó el cubano Miguel Matamoros en 1930 gracias a un poema que le dedicó Aurora Golivar, una antigua novia, tras su paso por Santo Domingo.

Con el paso de los años se ha convertido en una canción popular cubana, reconocida y cantada por todos, como quedó reflejado en el documental Cuba Feliz de Karim Dridi.

Desde que el mítico Trío Matamoros, al que pertenecía Miguel, comenzará a interpretarla la han hecho suya los más grandes artistas latinoamericanos; desde Compay Segundo junto a la Vieja Trova Santiaguera o a dúo con Cesária Èvora, a María Dolores Pradera, Celia Cruz, Rubén Blades o Diego el Cigala -con Bebo Valdés al piano- en el reconocido disco homónimo orquestado por Fernando Trueba y Javier Estrella.

Barranquijazz es el festival de jazz más importante de Colombia y del Caribe. Se celebra anualmente desde 1997 en Barraquilla y para este 2017 tenían una sorpresa guardada…

En el tercer día del festival, tras el espectacular arranque del trompetista Tarell Stafoord -impresionante músico- llegó el turno de nuestra Martirio quien, junto a Raúl Rodríguez, y tras interpretar varios de sus temas más conocidos, dió la bienvenida al escenario a la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo, que a sus 86 años emocionó junto a la choquera a todos los asistentes al Jumbo del Country Club que terminaron de pie aplaudiendo a raudales. Era la primera vez que Martirio y Omara Portuondo cantaban juntas.

De toda esta memorable actuación hemos querido destacar la versión de Lágrimas negras, impresionante.

En la letra ambas divas revientan las fronteras y despiertan emociones, incorporan coplas adaptadas para la ocasión de varios temas populares; El Mondongo de Agustín Pina, No te mires en el río de Rafael de León, El río de mi Sevilla o Por primera vez de Lole y Manuel, Llora como yo lloré de Carlos Embale (el enlace es la burrada que grabaron el Septeto Nacional Ignacio Piñeiro) o El alegre pescador de José Barros.

Cuba, Andalucía y Colombia, unidas por la música gracias a dos mujeres increíbles: Martirio y Omara Portuondo.

Lágrimas negras

Aunque tú me has echado en el abandono
aunque ya has muerto todas mis ilusiones
en vez de maldecirte con justo encono
en mis sueños te colmo
en mis sueños te colmo de bendiciones

Sufro la inmensa pena de tu extravío
siento el dolor profundo de tu partida
y lloro sin que tú sepas que el llanto mío
tiene lágrimas negras
tiene lágrimas negras como mi vida

Aunque tú me has echado en el abandono
aunque ya has muerto mis ilusiones
en vez de maldecirte con justo encono
en mis sueños te colmo
en mis sueños te colmo de bendiciones

Sufro la inmensa pena de tu extravío
siento el dolor profundo de tu partida
y lloro sin que tú sepas que el llanto mío
tiene lágrimas negras
tiene lágrimas negras como mi vida

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi negro
aunque me cueste el morir

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi santo
aunque me cueste el morir

Traigo el sol por el Oriente
(…)
el viudo come gente

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi santo
aunque me cueste el morir

Y el río Guadalquivir
se quejaba una mañana
yo no se cómo elegir
entre Sevilla y La Habana

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi santo
aunque me cueste el morir

Cuando vaya al Malecón
no se sienten en el muro
porque viene un tiburón
y la, la, la, la, la, la, lá…

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi negro
aunque me cueste el morir

Habla con la luna
Habla con la playa
No tiene fortuna
Solo su atarraya
(El pescador, el pescador)

Llora, llora, llora,
llora como yo lloré
Llora, llora, llora,
llora como yo lloré

Mamita aquí está el mondongo
que usted me mandó a buscar
Y como no puedo entrar
en la puerta se lo pongo

Llora, llora, llora,
llora como yo lloré
Llora, llora, llora,
llora como yo lloré

Anoche soñé contigo
y fue como un cuento de hadas
tú mi el príncipe del sueño
y yo la reina encantada.

Llora, llora, llora,
llora como yo lloré
Llora, llora, llora,
llora como yo lloré

En Sevilla había una casa
y en la casa una ventana
y en la ventana una niña
que las rosas envidiaban

Llora, llora, llora,
llora como yo lloré
Llora, llora, llora,
llora como yo lloré

Ay, mamá Inés
todos los negros
tomamos café

Llora, llora, llora,
llora como yo lloré
Llora, llora, llora,
llora como yo lloré

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi santa
aunque me cueste morir

Tú me quieres dejar
yo no quiero sufrir
contigo me voy mi santa
aunque me cueste morir

Tono Cano

Tono Cano

Anartista. Editor y periodista. Fotógrafo.

Director de secretOlivo
Tono Cano

Latest posts by Tono Cano (see all)

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba