Las crónicas de Zico y Paca

¿Qué nos van a dejar pa nosotros?

¿Qué nos van a dejar pa nosotros?

El tiempo pasado se olvida, con lo que con ello se lleva o conlleva de contenido y de procedencia, y así o lo olvidamos, o nos lo hacen olvidar. El silencio de los recuerdos y de las hemerotecas. El olvido de la historia.

Hace un año, Zico y Paca, escribieron un artículo dedicado a mi maestro Antonio Sanchez Morillo, que estaba malico, intitulado “¿Qué hay de lo de Andalucía?, a la manera de ¿Qué hay de lo nuestro?, atendiendo a la manera de un decir muy común a la hora de los repartos de cualesquier tipo y condición. Aquí y ahora, el o la que no se lo lleve calentito a casa, no ama y defiende a su nación (dirán), o como la llamen, porque una ocasión como esta, no se repite en nosecuantos años, algo así como el paso de un cometa o la estrella de los Reyes Magos. Lo dicho.
Lo que pasa es las cartas están más o menos escritas y enviadas por correo certificado con acuse de recibo, a La Moncloa o donde sea el sitio ahonde hay que mandar esas cartas, es como diría un tahúr o un cronista político, “las cartas, (de jugar a las ídem o naipes) ya están sobre la mesa”.

Y ya están pactados entre PP y PSOE, los limites de las apuestas y de las reglas del juego. La parte abierta a modificación es aparentemente amplia para la literatura constitucional, con dos puntos intocables: lo que ellos llaman “la unidad de España” y “la monarquía”. La primera deja claro que apuestas federales las justas… y que las concesiones en política territorial solo se abrirán hacia el PNV y hacia la nueva/vieja CiU….bien haciendo la vista gorda en el refine del CUPO VASCO y en el dimensionamiento de una neocupo catalán acentuando su participación en la financiación estatal o en las partidas inversoras en función de la aportación fiscal de lo generado nominal y domiciliadamente en el territorio catalán. Y al resto palabras bonitas y bienvenido místeres Rajoy y Montoro…

A lo sumo, nos dejaran que preguntemos, ¿qué nos van a dejar pa nosotros? No debemos sentarnos a la mesa con políticas que fueran fácilmente acusadas de pedigüeñas…A la hora de exigir (no pedir), plantear la incorporación al cuerpo constitucional de nuevo de la DEUDA HISTORICA, con la misma redacción de la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de Andalucía de 1981, cedida al PSOE reinante, por una IUdelsur, mediocre, analfabeta y entreguista como se vio tras las siguientes elecciones autonómicas.

Y no achantarnos ante las acusaciones de que aportamos poco como ciudadanía andaluza a las arcas del Estado, a pesar de que somos un montón de gente. Solamente plantear la exigencia de que sume, rece y conste como aportación andaluza a la fiscalidad del Estado, todo lo que realmente se produzca, genere, ingrese…etc, en Andalucía. No con una finalidad recaudadora per se (imposible sin una real federalización), pero si como incorporación contable al porcentaje fiscal de lo realmente ingresado por Andalucía y sus ciudadanos. Para ello el Ministerio de Hacienda y los gobiernos autonómicos deberán realizar una limpieza y puesta al día de su cuerpo estadístico.

Y a partir de ese momento, y con esos datos, contar para la Comunidad Autónoma de Andalucía el IVA en origen, la aportación al PIB de todo lo que desembarque en los puertos y aeropuertos de nuestra tierra, indistintamente de su titularidad, deben clasificarse las partes ingresadas en otras partes del territorio español, las subvenciones europeas por actividades productivas asentadas en nuestra comunidad, como por ejemplo las subvenciones por el aceite de oliva y otras que se ingresan en CC.AA como Madrid, Cataluña, Euskadi o Cantabria….así como los movimientos de capital realizados en Bancos y Cajas asentadas aquí… Con ese porcentaje y el tanto por ciento de nuestra población en el conjunto del Estado, llegar a la cifra bruta de nuestra presencia anual en los presupuestos generales del estado (PGE).

Podemos negociar la creación entre las CC.AA de una Cámara de Compensación, similar a la solicitada en Europa desde 1993, entre países importadores y exportadores como formas de acercarnos a formulas mixtas entre IVA de origen e IVA de destino. Ir, con las ideas claras, números no maquillados y la cabeza alta. SE LO DEBEMOS A NUESTRA GENTE Y A NUESTRA TIERRA. Lo demás, fuegos artificiales. Lo demás es dejarnos las migajas que caen de la mesa de los ricos. Al tiempo.

Zico y Paca, mis perros, vienen a verme con su ordenador portátil. Traen en la pantalla una foto mia, con parte del Grupo Parlamentario de IU-CA, en 1987, recibiendo los chorros de agua fría, sucia y tintada de una tanqueta de la Policía Nacional. Paca me pregunta “¿hasta para ir a las manifestaciones ibas vestido de casta?”. Zico, intenta suavizar, “es que Luis Carlos desde que era pequeño practicaba lo de antes muerto que sencillo”. No sigáis prisioneros de las imágenes. Aquel día había pleno en la Iglesia de San Hermenegildo, en la plaza del Duque.

Yo iba siempre con chaqueta y corbata. A la puerta, una manifestación de ciudadanos de la zona de Mairena y el Viso protestando por un vertedero, y otra de estudiantes. La policía estaba preparada para cargar duro. Nos avisaron, y salí con unos cuantos diputados/as de los nuestros y cogidos del brazo formamos una barrera de protección entre la policía y el pueblo. Lanzaron el agua de la tanqueta contra nosotros. Dentro del Parlamento, Julio Anguita intervenía. Éramos la expresión de partido de lucha y de gobierno. Los debates de ahora no pasan de pajas mentales. Éramos capitanes”, les digo. Zico y Paca callados se me arriman y se refriegan contra mis piernas. Paca va a por la Lavanda y me pone chorreando…Las quiero y a Zico también.

Luis Carlos Rejón

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón

Latest posts by Luis Carlos Rejón (see all)

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba