Las crónicas de Zico y Paca

Os vamos a juntar a empellones

Os vamos a juntar a empellones…

Empeño mi palabra (si es que todavía me dan algo por ella) en que ni en la preñez y pariura del presente artículo, ni en la escritura del tal, ni en su corrección (si fuera menester y si la hubiera), he bebido ni fumado ninguna sustancia alucinógena, por la sencilla razón de que no bebo alcohol ni fumo (salvo contadísimas excepciones)… por lo que lo decio a continuación es un decio cabal, producto de mis experiencias, entendederas y deseos. Traigo aquí en mi avaladura, mis decires en artículos anteriores al 20-D, donde les deseaba suerte a las candidaturas de Podemos y a las de Unidad Popular-IU, (por aquel entonces iban separadas) argumentado que para el día después era bueno que Unidad Popular-IU, sacara un resultado digno, para tener fuerza en la negociación. Sacaron dos por Madrid y ya está. Es lo que realmente hay. El otro día, oí en vivo al tal Garzón, decir que las encuestas, las de demoscopia y adláteres les daba una fuerte crecida (que él cifraba en 15), como el que deja caer una gran carta o comodín.

Acostumbrado a estos azares y juegos del destino, creo que en estos tiempos marrulleros, donde el poder se juega tanto, desde el respeto, yo calificaría a esas encuestas con un valor similar a “hacerle una paja a un muerto”. Vamos, tal cual. Utilizarlas como valor en la negociación, es como utilizar billetes de “El Palé” y “Monopoly” para abrirte una cuenta en Panamá.

Decía un Federico Guillermo de Prusia, que “uno tiene la artillería que tiene, más la que ha hecho creer al enemigo”. No creo que Podemos sea el enemigo de Unidad Popular-IU, y además no creo que sea un tonto en la negociación. Se negocia, o al menos se debería negociar, con políticas no con números, por eso negocian políticos, no contables, gerentes o burócratas. Y por encima de todo, hay un deseo, ¿o una apariencia? de una demanda ciudadana de la necesidad de la confluencia entre Podemos y Unidad Popular-IU. ¿Cierto, cierta? ¿O es más deseo sentimental y apariencia, que realidad? ¿La confluencia, será más suma que resta? ¿O más resta que suma? El otro día decía el padre del candidato Garzón en una entrevista que él no hubiera votado a su hijo, si iba con Podemos. Siempre he defendido que cualquier “figura” (excepciones celebres), aporta a una lista 501 votos y espanta 500, es decir aporta su voto, y eso si no se equivoca al votar o se queda durmiendo.

Posiblemente la confluencia (que es posible y buena) aporte un plus de ánimo e ilusión, posiblemente…Yo creo que puede abrir caminos, nuevos caminos, antes y después de las elecciones. En Andalucía, por ejemplo, cambiaria con toda seguridad el mapa político municipal, que no es cualquier cosa en nuestra tierra.

No obstante, debe tenerse cautela, no con cualquier Unidad Popular- IU. Hay, existen, varias y variadas IU. La más peligrosa, complicada y complicante, es la que ha demostrado ser “una quinta columna” del PSOE, en cualquier situación de gobierno, gobernabilidad y negociaciones. Hablar con claridad con nombres en la mesa. Opino que la negociación de la confluencia debe ser rápida, clara, y trasparente. Rápida es antes de que se inicie el periodo electoral, evitando que sumen echar en Podemos las responsabilidades del no al pacto de gobierno (¿), y no a la confluencia con Unidad Popular-IU. Y trasparente hasta la osadía. Conociendo el paño, recomendaría que dos periodistas de ambas organizaciones grabaran el encuentro o los encuentros y pudieran utilizar las grabaciones en caso de que sean cambiadas desde el lugar de reunión a las respectivas sedes. Es la experiencia.

Lo demás, habiendo voluntad, es vestidura burocrática. Es interesante la propuesta de J.C. Monedero, sobre el paso intermedio de En Común. Y si no, a empeñones, mamporrazos y pedradas con ellas y ellos. Pero ese paso es fundamental, aunque no lo parezca. Al PP le interesa la confluencia, juega al voto útil en la bipolaridad y fastidia al PSOE, al PSOE le entra pánico. Cada palo que aguante su vela.

Zico y Paca, mis perros, vienen quejándose desde la Vía Verde. Paca llorando, dice que no hemos aparecío en los papeles de Panamá ni con diez leuritos… y vaya vergüenza que no semos nadie. La calmo, y le digo que yo tengo dos sombreros Panamás, uno más rustico y otro de elcorteingés, mas pijo. Se los regalo, les echo monedas y le pongo su nombre. Paca dice que el rustico pa Zico con moneitas de bronce que es mas propio, y paella el pijo con leuritos, y que los denuncie a la prensa. Todos contentos, nos hemos tumbado en el verde de los olivos. Zico ha ido a por su caja de música de Edelweiss, y le da a la manivela. Paca tararea…una ligera brisa me recuerda lo bueno de mi vida. Las quiero.

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón
Click para comentar

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)


Ibn Cano Carlos Cano por El Niño de las Pinturas


Nueva edición impresa de secretOlivo
DISPONIBLE EN PREVENTA
👉MÁS INFORMACIÓN