Las crónicas de Zico y Paca

Marzo lluvioso y abril ventoso

Marzo lluvioso y abril ventoso

Marzo lluvioso y abril ventoso hacen a mayo florido y hermoso. Tal que así, de aquesta manera, el cantar popular, por ejemplo del Calendario Zaragozano, por poner un decire, nos avisa de la música destos meses. Este año, como al final todos los años, han ido a su aire, pero manque sea un poco desto o de lo otro en marzo ha habido lluvia más o menos y el abril ya veremos si sopla el aire y pa que lao. No recuerdo como las lunas, las cabañuelas, las navidades, cuaresmas, don Carnal, el miércoles de ceniza se tienen en cuenta pa fijar los calendarios de Semana Santa.

Hay años que en Sevilla por la mañana paseas pasos y por la tarde paseas albero. Y otros años, que saludas la entrada de la primavera vestido de penitente otoñal. Total, que como el nuevo Papa Francisco S.J., está como queriendo meter en cintura y en racionalidad (apañao va) a los mandamases y a las bases de su iglesia, como que ha echao un globo sonda sobre la posibilidad y conveniencia de poner la Semana Santa en una fecha fija, tal como la Natividad y los Reyes, en un mediado entre los finales de marzo y los finales de abril. Y no porque en el medio o centro esté la virtud, más bien por evitar que las lluvias de marzo impidan las salidas de los correspondientes pasos, con su continuación de los coros de plañideras y plañideros, con el alma rota y el rímel corrió. Y guárdese cofradía de postín, de no aparecer en la hoja parroquial provincial del día siguiente, sin costalero compadeciendo a costalera o viceversa, en una pose llantina o plañidera, por la pena honda de que los jerarcas han decidío no sacar a pasear el paso, y eso es un matadios por lo menos.

Yo puedo comprender la llantina, de cuando los rojos quemaban iglesias y santos. Pero es que los rojos de ahora se dedican a restaurar iglesias que la incuria, el tiempo y los incendiarios de mala madre foguearon en su día. Ahora, se gasta antes dinero público en restaurar iglesias, cuya mayoría vale la pena, antes que un colector o un lugar histórico… y los rojos presidiendo procesiones de las que ayer apostataban. Cosas que pasan. Dios me guarde, de criticar una procesión (esa noche mi mujer me hace dormir en la escalera con un vaso de leche fría y una magdalena dura pa cenar). Me gustan las que son gustables, las que no, pues no. Solo me gustaría que se fueran adaptando, como algunas cofradías en Córdoba a la legislación sobre manifestaciones, pues al fin y al cabo, de una manifestación se trata.

Mas no trato en este escrito de opinar sobre el modelo de Semana Santa, doctores tiene la iglesia. Quiero sentir vergüenza de esa doble moral, sin embargo, de esa hipocresía cínica… si uno o una llora, porque su imagen no puede salir, por qué no ha vertido ríos de lágrimas porque una parte de la humanidad no puede entrar en una tierra acogida, conforme a la legislación de los derechos humanos, tan cacareada por los fariseos. Si unas gotas impiden la salida de una imagen, imaginaros, si tenéis imaginación y algo del humano corazón, como se anda, como se come, como se vive, como se duerme encima de lodazales de barro y charcos de lluvia.”No lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos”.

Sentí vergüenza cuando leí que Canal Sur, la suya, había realizado un amplio despliegue para lucir legionarios en Málaga, en la procesión de un Cristo. Alguien opinó que eso eran nuestras sagradas tradiciones, y ¿quién sacó a procesionar a nuestras sagradas tradiciones antes de que Millán-Astray la creara en 1920?, ¿los municipales con un perro pulgoso? Nada más alejado de un cristiano, que portar la cruz de su fundador los “novios de la muerte”. Es cuestión de creencia.

Zico y Paca, mis perros se han puesto a discutir sobre el Cristo y la Legión. Paca dice que los legionarios son muy viriles y a ella la ponen… Zico dice que se aclare si es lesbiana y feminista… Paca pone cara de interesante y dice que en la exhibición de masculinidad hay mucha femineidad. Lydia les dice que ahora comprende la locura de Luis. Que a ella le gusta el Jesús que echó a los mercaderes del templo. Paca le recuerda que la culpable de la locura de Luis es ella. Las quiero. Y a Zico.

Luis Carlos Rejón
Click para comentar

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea. La minoría que piensa y siente.

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)