Las crónicas de Zico y Paca

Troncherías

Troncherías

Si te das una vuelta por Huelva, allá por el muelle de Levante, porque te apetece hablar y comer con parejas de amigas y amigos, al tiempo que cumples con un deber gustoso de un amor más gustoso aún, en plan Miguel Strogoff, con papel de correo del Zar (en este caso correo de la Zarina, mi mujer) y sus ponéis a hablar de la situación política de este país y de la tierrademariasantisima, y además del repetido tema de la negociaciones para formar gobierno, termináis, como no podía ser menos, intentando escudriñar dentro de todos los matices en la crisis de Podemos. Y es ahí donde salta el dicho de trocherías, como palabro de la tierra onubense, con un significado complejo, como tontería, normal y espontáneamente reconocida por quien la suelta.

Cuando en los titulares de la prensa del régimen empezaron a aparecer las tensiones en la cúpula de Podemos, (mas que entre Iglesias y Errejón) entre apuntados y sedicentes pablistas y errejonistas con epicentro en la crisis, con dimisiones en Madrid y alteros sitios del solar patriamente hispano, salieron los peones y las peonas de brega, ayudantas y ayudantes del mataor para la realización de la faena, desmintiendo que hubiera o hubiese tal pelea o lid, y que todo era una invención de la canallesca. Punto este último en que coincido con la peonada pablistas, en salvedad que a ella le faltó, como en las trocherias, el reconocimiento de que la argumentación dada incurría en endebles decires, porque generalmente estas noticias tienen un núcleo de verdad. Decir que no pasa nada, que todo es una maniobra del maligno PSOE (que si), para terminar (espero que por ahora) con el cese del responsable de organización, es quitarle valor al argumentario anterior. Veamos otros casos.

En la primera parte de los años noventa, el antedicho PSOE puso en marcha una maniobra goebbelsiana de hondo calado contra la IU de Julio Anguita. Maniobraron de todas las maneras, desde la invención de la pinza en el terreno de la política y la propaganda, al desarrollo de una cabeza de puente en el interior de IU, con “Nueva Izquierda”, a los ataques personales en lo que más le duele a Julio, su honestidad y honradez, siempre por encima de todo. Con el protagonismo de grupo Prisa, con todos sus medios se hurgó y de manipuló, con la complicidad de quienes tenían que ser su guardia de corps. Traidores y traidoras pagadas en todo momento, ahí están, pasaban información maleada sobre el alquiler de un chalets con piscina y jardinero y no sé qué leyendas más. Al final, no aguantó su corazón.

Esa es la forma de actuar del PSOE. Espero que la juventud de Podemos, tengan aguante. No habrá tregua. Al tiempo. El cese y nombramiento del responsable de organización de una fuerza política, es habitual para asegurar la confianza en tu retaguardia. Yo cesé a Willy Meyer, a tres meses de las elecciones autonómicas de 1994, cuando comprobé que yo “hacía kilómetros por Andalucía, y él hacia llamadas desde Sevilla”. Conozco a Sergio Pascual desde hace tiempo, y es mi amigo, pero ha perdido la amistad política de Pablo Iglesias. Y en medio de una crisis sobre el posicionamiento de Podemos en las negociaciones, ese movimiento ha dado munición a esa mafia canallesca.

En un partido de nuevo cuño, como Podemos, la pluralidad y la trasversalidad es un acicate para nuevos electores y miembros. Yo estoy entre ellos. Me fui de IULV-CA, jarto de partido guía y maniobrero. Luché por las tendencias y las corrientes frente al monolitismo. Hay que luchar ahora contra las corrientes estables organizadas, que terminan siendo una férrea organización dentro de una organización más ligera. Y con su disciplina impondrán direcciones y grupos parlamentarios. Y para justificar sus divisiones desarrollaran planteamientos políticos diferentes. Por poner un ejemplo, distinto posicionamiento ante el PSOE, teorías más antiguas que el chocolate de bollo o turrolate. Los modernos y los antiguos. Sobado discurso impuesto por los pensierosos del PSOE, como supuesta y engreída reina madre de la sedicente izquierda. Me siento jarto de tantas vueltas y revueltas en IU, sobre ese tema, cuando en realidad están apañado su bollo, con chocolate o sin chocolate.

Podemos, debiera (debemos), huir de luchas políticas internas, trufadas de organización interna. Marx escribía que las ideas no viven sin organización. Palmiro Togliatti, que el debate más político es el de organización. Si se mezclan las cosas en el internado, la jodemos. Así si cristalizan las crisis y se mantienen tramando entre las reuniones de los órganos. Demasiados años de experiencia propia, jodida experiencia propia.

El colmo del ridículo se produce en las supuestas divisiones de opiniones en el grupo parlamentario, sobre si era más duro o menos duro, decirles en recordatorio al PSOE, en respuesta de Iglesias a ellos, lo de la cal viva. Una cosa es una discreta educación y otra el prologo del Manual de la buena ursulina. El maestro Maquiavelo escribía, que mejor ser temido que ser querido, tanto en la política como en la guerra. Un 20 de diciembre del 94 les dije que “¿Le suena a usted que con dinero público altos cargos del PSOE y del Gobierno están en la cárcel, porque con dinero público se ha quemado, se ha asesinado a personas…” “Cuando se tienen las manos manchadas de sangre no se pueden dar lecciones de democracia”. Desde luego lo que no hice fue abrir un debate interno sobre “La educación en la oratoria parlamentaria”.

Amigas y amigos de Podemos, vamos a lo que vamos, que lo demás ya vendrá por añadidura.

Zico y Paca, mis perros andan repartiéndose con Lydia los papeles de Semana Santa. Zico quieres ser el Señor de la ventana, pa poder echar un mitin, a Paca le gusta el papel de Judas pa quearse con los dineros y que se ahorque el Sanedrín, Lydia le gusta ser la Magdalena, porque es mas leyenda contradictoria. Los quiero.

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón
Click para comentar