La Sandunguería

Polémica en los Óscars

Polémica en los Óscars

La gala de los Oscars es un sitio raro donde un tipo que dice “esta guerra no tiene sentido” pasa a ser absolutamente radical, con sus censuras y sus historias. En este caso Spike Lee propuso una especie de huelga: No va a la gala porque, en el casting de las nominaciones, no hay ningún negro.

Apoyo, sin duda, el espíritu de Lee, cómo no. Lo que sucede es que no es, bajo mi punto de vista, cuestión de nominaciones, sino de papeles. El racismo existe y está en el imaginario colectivo, la comparación entre papeles protagonistas y secundarios de Morgan Freeman, por ejemplo, es arrolladora. El típico papel de Morgan Freeman es el de grandísimo secundario o el de co-protagonista sabio, véase “Million dollar baby” o “Seven”. El papel de tipo normal que va al trabajo y se enamora de una chica es para el blanco, el policía que investiga el caso es blanco -a lo mejor su colega es negro-, el abogado es blanco a no ser que veamos a Denzel Washington en “Philadelphia” -por cierto, con nuestro Antonio Banderas haciendo un buen papel en una película maravillosa-. Es algo casi oriundo de la industria, el papel del actor negro está relegado a la marginación, al aporte tonto que dice palabrotas y vulgaridades o, por necesidad, a películas sobre la esclavitud o la segregación.

Fuera de este ámbito, cabe citar películas de Will Smith, donde no hace papeles que me parezcan tan buenos casi nunca, papeles importantes de Denzel Washington recientes no recuerdo ninguno, salvo “American ganster”, película de hace nueve años.

Sucede parecido con las protagonistas, casi ninguna pasa de los 40. Meryl Streep -para mi gusto, simplemente, la mejor- lleva enarbolando esta bandera mucho tiempo. Mujeres mayores y negros comparten las migajas de Hollywood, mientras Bradley Cooper, de cuyo talento nadie duda, comparte escenas con Jennifer Lawrence, quince años menor, cuyo talento es indiscutible.

Spike Lee hace una crítica más profunda de lo que parece, Smith se le ha sumado. La actuación negra debe abandonar el rol de gracioso, de delincuente y de barriobajero, les hace parecer andaluces en la televisión española.

Fernan Camacho

Soy un tipo normal que un día juntó dos palabras y alguien, no recuerdo quién, me dijo que el puzzle no estaba mal. Después descubrí que las noches que no escribo suelo nacer muerto al día siguiente.
Fernan Camacho
Click para comentar