Las crónicas de Zico y Paca

El torticero concepto de la izquierda

Dicen los bien decios, y escribio está en los libros de historia y de política, como si una no hoviera u hoviese que ver con lo otra, y viceversa, vamos a ver las cosas bien vistas, y las veamos. Dicen que eso de la izquierda y la derecha, (la gauche et la droite en versión original), como que viene de por donde le dio el capricho de aposentar sus posaderas a los presuntamente pretendientes padres de la patria en 1789 y en demás años subsiguientes, lo que les convertía automáticamente en abuelos de los revolucionarios gillotineadores de nobles y reales testas, por mor del texto de una cancioncilla compuesta por un tal Claude Rouget de Lisle, que al principio llamose de forma rimbombante, “Le chant de guerre par l´armée du Rhin”, y más tarde, y así mundialmente renombrada y recordada como “La Marsellesa”, con alivio de sus referencias posteriores, por los referentes de turno, de no tener que soltar la ribombantedura original, si no la achicada como consecuencia de uso de la economía del lenguaje.

Economía del lenguaje, que nace cuando una mañana del 22 de junio de 1792, endispués de salir de Marsella un abigarrado grupo de marselleses y marsellesas, cantando canciones guarronas y picarescas, se solazaron un rato a la sombra de un bosque y tras reponer fuerzas con viandas y tintetes, aprestaron la marcha para no llegar tarde, a los batallones populares cívicos, que se estaban formando en Paris para defender la revolución contra los austriacos, y como había prisa, a alguien le dio por cantar una cancioncilla, pegadiza, que había oído en funerales civiles, aprendida de golpe y que a su ritmo tardaron menos de 40 días en llegar a la capital. Vamos que por las callejuelas de futuros bulevares, se empezó a cantar, la canción de los marselleses…o sease, la Marsellesa… Y si en la letra se decía, “Adelante hijos de la Patria…”, pues si los padres de la Patria fueron la ciudadanía de 1789, los hijos de la Patria (los del 92), fueron sus nietos….(Aclarado ese término pasemos a los de derecha/izquierda).

Endispués, de la toma de la Bastilla, los representantes del pueblo de Francia, espachaos de Versalles, autoproclamados como Asamblea Constituyente, se van acomodando en la sala del Jeu de Paume…en llegando primero los nobles y adláteres, que se sientan en las asientos de la derecha, que tienen mejores cojines pa las almorranas culeras de sus picantes comidas (no olvidando sus vinos de Burdeos, las ostras de la cuenca del Alcarchón, la lamprea a la bordelesa o el canelé), y a la izquierda los Jacobinos, más austeros y estoicos, y en medio los de la Marisma (unas veces con agua y otras menos pero…). Osease que a causa de las nobiliarias almorranas, surgieron conceptos que estuvieron en los orígenes de revoluciones, guerras de las mundiales o coloniales y destas civiles.

¿Y después de dos siglos y un cacho… cómo estamos? Don Carlos Marx, en uno de sus escritos juveniles de 1847, decía “…que mientras en la vida vulgar y corriente, todo tendero sabe perfectamente distinguir ente lo que alguno dicen ser y lo que realmente es, nuestra historiografía, no ha logrado todavía penetrar en un conocimiento tan trivial como eso. Cree a cada época por su palabra, por lo que ella dice acerca de si misma y lo que se figura ser…”. Se han escrito montones de libros, tesis, antítesis, libelos, pasquines… con sus correspondientes disputas hasta la saciedad… y siempre me quedo a la hora de no hacer mutis por el foro o salirme por la tangente con una afirmación de Frei Betto, “ser de izquierda es, desde que esa clasificación surgió con la Revolución Francesa, optar por los pobres, indignarse ante la exclusión social, inconformarse con toda forma de injusticia o, como decía Bobbio, considerar una aberración la desigualdad social”.

Me llama la atención, no las declaraciones de algunos jefecillos del PSOE, tras las elecciones, autoproclamándose como el primer partido de la izquierda, (va en sus sueldos), sino las titulaciones y encabezamientos de politólogos acerca de la posible formación de un gobierno de izquierda, porque no me salen las cuentas. Podemos+ERC+UP-IU+Bildu (es un decir)… no llegan a 85. Lo demás, en la vida vulgar, no llega en teoría, práctica e incluso en las histéricas rectas finales de las elecciones a centroizquierda. Me refiero a la totalidad de dirigentes y a un porcentaje muy alto de militantes.

Hubo un tiempo, que tras años de duro trabajo, conseguimos, que en “la vida vulgar y corriente”, se pasara de la casa común, a su emparedaje con el PP… pero vinieron nuevas singladuras (más viejas que el dinero) a IU y a la IU del sur y cambiaron su virgo político por unos sillones, remunerados en cesantía, y un puñaillo de contratillos para parte de la mesnada que repiten que mas cornadas da el hambre. Y el concepto y el maridaje se ampliaron hasta la Primera Internacional. Lo están pagando, y que sepan nuevos emergentes jugadores de palabras, que tarde o temprano lo pagaran en deserciones y traiciones de ellos y de su electores.

Algo he aprendido de vinos en las bodegas de la política. ¿Cuál es el mejor vino, o el mas bueno?. El que me guste o el que le guste a cauno. Pues eso.

Zico y Paca, mis perros, andan de discusiones sobre quien es más de izquierdas. Zico dice que él es eurocomunista consecuente… y en política eso es ser rojo. Paca dice que ella es de Podemos, circulo ácrata feminista y lesbiana y que se piensa hacer un pelado modelo CUP…Lydia apunta que ella es demócrata liberal y solidaria. Paca aparece borrachuza con una botella de tinto bebiéndola al gollete… ”es que estoy probando a ver si me gusta uno de izquierdas” (eructa). Los quiero.

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón
Click para comentar