Las crónicas de Zico y Paca

Y volver a ser lo que fuimos

Y volver a ser lo que fuimos

“A mí no me gusta perder…ni jugando al parchís…” (Doña Susana Díaz en el último mitin)… dos y dos son cuatro, cuatro y dos son sais, sais y dos son ocho, y ocho diesisais, diesisais por dos salen treinta y dos, treinta y dos más nueve salen cuarenta y uno, y eso son los años que llevo de tuno… al pasar la barca, me dijo el barquero las niñas de Triana no pagan dinero… el patio de mi casa es particular, y si en los votos se pierde, se mojan todos los demás… Agáchate, y vuélvete a agachar… hola soy ficha roja y yo soy la ficha azul, hola yo soy el dado, ahora viene que eres tú, yo soy la ficha verde, parchís si si, parchís si si, este juego de colores que cantamos para ti, parchís si si, parchís si si, ese juego que se canta para mi y para mi…. ¡niñas callaros! ¡He dicho que os calléis! ¡Susana cállate ya! ¡¡¡No sigas cantando parchís, parchís!!!

Señorita es que me encanta el parchís y la ficha roja… y no me gusta perder ni jugando al parchís, parchís, parchís….¡¡que te calles Susana!! Hoy te quedas sin recreo…

Bueno, pero cuando sea mayor, usted se quedará sin ERE y sin cursos de formación. EA. Parchís, parchís….

Y llegó a ser mayor. Y se fue vengando de toda la gente que había sido mala con ella y con sus padres políticos (Chaves y Griñán), y aluego apuñaló a los sedicentes padres políticos en una plasmación del complejo de Electra mal desarrollado. Pero a ella le sigue gustando el parchís, parchís/ parchís, parchís/… onde podría estar, una expresión expresa del frustrado desarrollo de su complejo. Que a mí me putearon y suspendieron catedráticos y catedráticas, pues nada, hago un desgobierno de catedráticas y catedráticos, pa’ ponerlos y tenerlos a mis órdenes y pies. Y así me quito el complejo por ese parchís, parchís perdido… Y me los coloco como una estela de visón, en mi atuendo…Versión presidencial de la hortera… no hay día sin sol, ni hortera sin rector. Allá ellos.

A mi plin. Pero hay una Andalucía que desespera y llora. A la que se le ha adormecido con todos los opiáceos posibles (desde la maquinación diseñada de promesas nunca realizadas en el típico juego del palo y la zanahoria…. ¿dónde queda el cacareado Pacto por Andalucía, que iba a ser aupado por una movilización masiva en los días del pueblo andaluz, 4-D y 28-F?

No se cambió el antiguo “empleo comunitario” por el imborrable PER, porque sea más pegadizo y fácil de pronunciar. No. No se cambió porque el trabajo de rozar cunetas fuera inútil, cuando ya los primeros alcaldes democráticos, empezaron a utilizarlo para obras urbanas. Se cambió por el PSOE con el objetivo de desmovilizar a los trabajadores del medio rural. Tal que así. Está por escrito. A partir de ahí, era más fácil la implantación del clientelismo. Y el clientelismo subsidiado sirve para ganar elecciones en Andalucía. Aunque se utilice para difamarnos, desde el desconocimiento, “ande yo caliente ríase la gente”.

Ahora, los nuevos viejos dirigentes del PSOE, van por ahí pregonando que Andalucía es una pieza fundamental en la construcción del estado. ¿Qué pieza? ¿Qué estado? Será aquello que acaba de soltar doña Susana, sacando pecho político, “las elecciones generales como una prueba de que el PSOE-A es el más fuerte de España”… ¿y qué coño nos interesa a los andaluces que sea el más fuerte o lo que sea? Otra vez confundiendo los intereses de Andalucía con los suyos propios…como si no supiéramos en esta tierrademariasantisima, que pa’ que doña Susana se vaya a reinar a Madrid, necesita primero traicionar a Andalucía. Por eso debemos exigir y escupirle en la cara, que “en nuestra jambre mandamos nosotros” y decirle como sea que no queremos que juegue al parchís de su alta política, contando, mercadeando con nuestra jambre que no es jambre, si no jambruna. Manque juegue con la ficha sedicentemente roja y honrada, es decir, con fullerías. ¡¡¡Anda ya!!!

Porque las andaluzas y los andaluces queremos jugar en la política de las Españas, y no nos importa perder, porque ya nos hemos acostumbrao a ello, incluso robándonos nuestras victorias. Es la diferencia, con usted, señora. ¿Qué han hecho ustedes con la Deuda Histórica? ¿no sus enteráis que no era solo un problema de dinero?, que también. Era un problema de dignidad política que no se juega jugando ni al escondite, al tute o al parchís. Era el reconocimiento por el resto de las España, que al menos Andalucía había sido tratada, retrasada y saqueada como a una colonia en los siglos XIX y XX. Y había que pagarnos ese saqueo, aunque hubiera sido en solares con jaramagos (en ese caso si). Pero ustedes siguieron jugando a su ajedrez de plástico con nuestra dignidad y nuestra jambre. Malditos seáis.

Y como queríais jugar como los catalanes y dos huevos más, nos hicisteis perder nuestro Río Grande, el Guad al-Kabir de Al- Ándalus. Recibir lo mismo por el 150.2 de la Constitución, en delegación de competencias, no os valía. Poner en marcha el 145.2 para conveniar la gestión y prestación de servicios os era mu complicao. Perderlo del todo, os hacía mártires. Valía la pena.

Pero ya va siendo hora, de volver a ser lo que fuimos… Mujeres de luz que a los hombres alma de mujeres les dimos…

Zico y Paca, mis perros andan peleándose por las fichas del parchís. Paca propone que ella se queda con las cinco rojas y Zico con las quince restantes. “Así te puedo comer más”, dice Paca. Zico le responde…”pero yo tengo más fichas pa comerte”. Paca dice que sus fichas valen más. Zico empieza a hacer cálculos. Lydia le pregunta a Paca, que “por qué no juegan con diez fichas de dos colores cada uno como siempre”. “Pues porque eso es reaccionario” sale la Paca. “Y que es lo revolucionario?” pregunta Lydia. “Que ganemos las rojas”… ”¿Roja tú?” ¿Escritora tú?….(el resto de la disputa ha sido censurado en aplicación de la Ley Mordaza). Zico canta, “todos, todas bailamos a tu ritmo y compás, parchís, parchís….”. Los quiero a todos.

Luis Carlos Rejón
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea. La minoría que piensa y siente.

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)