Festivales y showcases

Primera jornada del Monkey Week 2015

Crudo Pimiento en Monkey Week

Primera jornada del Monkey Week 2015

perlita monkey week

Perlita en el Monkey Week

La primera jornada de la octava edición de Monkey Week, habitualmente tranquila, se fue desperezando en una tarde apacible donde los sonidos del trío de indietrónica negra Perlita comenzaron a hacer que incluso los más reacios al movimiento se iniciaran tímidamente hacia el baile, esta bomba que tienen entre manos los hermanos Perles junto a Calde Ramírez haría deslizar suavemente por la pista hasta a un mamut lanudo.

La jornada prosiguió con la agradable sorpresa de Daniel Van Lion (Cádiz) que se desmarca -al fin- de los pasajes conceptualmente ambient y se entrega a un techno de baile de primera, donde a las estructuras del minimal se suma la contundencia de la old school; consigue hacer que el Manchester y el Berlín de finales de los ochenta pase ante tus ojos, utilizando su vasta lista de influencias en las que podemos encontrar entre otros muchos detalles síntesis de melódicas francesas.

Crudo Pimiento en Monkey Week

Crudo Pimiento en Monkey Week

I am Dive continuaron esta jornada tan electrónica con sus habituales atmósferas envolventes hacia su personal visión mundana. En el Mucho Teatro dieron el pistoletazo de salida Crudo Pimiento, transportándonos hacia un extraño lugar donde el rock de frontera es reinterpretado desde las coordenadas que los han visto crecer, en un raro encuentro entre cante flamenco, el blues primigenio e infinidad de detalles eclécticos; por el escenario, además de la guitarra principal, se pudo ver pasar un violín entre otros muchos instrumentos en esta experiencia que también incluye ecos del Caribe más criollo.

Rosvita Monkey Week

Rosvita en el Monkey Week

Le tocó el turno a Biznaga, la nueva sensación del punk ibérico, un grupo que ha epatado a toda una nueva generación de amantes de esta forma de expresión -y de entender la vida-,  sonido portentoso a la vez que profundo donde podemos encontrar a unos Parálisis Permanente en ebullición en los que Dan Treacy también tendría su hueco. La cosa punk continuó con el concierto de los muy lúcidos Rosvita, banda por la que no pasa el tiempo, y que desde el puro underground madrileño (la primera vez que los vi fue en una nave industrial del cinturón de los años 50) te revienta todas las preconcepciones que uno puede hacerse del rock, llevándote en el proceso a un espasmódico e inevitable movimiento en una sala que estaba hasta arriba. Son muchos y silenciosos los seguidores del este trío, que entre un teclado completamente insumiso y una sección rítmica que muchas veces lleva el peso de las melodías, desata a todos los que presencian su espectáculo.

En la misma línea continuaron Kill Kill, un dúo a medio camino entre Algeciras y Barcelona, punk muy estilizado y original, completamente fuera de las referencias típicas y tópicas del género, es decir, completamente post y la vez eufóricamente contundentes. Music Komite, grupo de Cádiz que ganó este año el Villa de Bilbao, presentaron nuevas composiciones para su personal interpretación de un ambient minimal, que de alguna manera está también impregnado de chanson, una especie de versión minimal de Yann Tiersen.

La verdad es que la hornada actual de bandas gaditanas es un hecho sin precedentes que me cuesta aceptar como una realidad.

Prueba de sonido de Holögrama en el Monkey Week

Prueba de sonido de Holögrama

Acabando la jornada se presentaron al escenario del Mucho Teatro Holögrama, que acompañados por David Cordero (Úrsula), dejaron aparte un set list basado en canciones para volcarse en los drones de guitarras y sintetizadores, con todo lo bueno y lo menos bueno que esto conlleva…

¡Mañana continuaremos informando!

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.