Diario de una maestra rural.

Mamá, cómprame unas botas

Mamá, cómprame unas botas

Un 42% de las familias tiene problemas para afrontar los gastos escolares

 

El verano va tocando su fin y con ello llega el inicio de un nuevo curso escolar, la tan deseada y temida vuelta al cole. El comienzo de este tiempo me recuerda al anuncio de la tele, en el que lo humano se compara con lo material para acabar decidiendo que lo primero sobre lo segundo "no tiene precio".

La vuelta al cole es una buena oportunidad para erradicar esos malos hábitos que inconscientemente se han alimentado durante las vacaciones de verano, cuando se rompen reglas y costumbres para la alegría de los niños y, en algunos casos, para la desesperación de los padres. Un tiempo en el que nos creemos incapaces de volver al orden después de tanto caos. Por fin vuelve la disciplina en horarios y rutinas, pero ¿a qué precio?Durante el mes de septiembre resulta necesario determinar cómo afrontar los numerosos gastos que requieren nuestros hijos, gastos que no podemos tratar de extraordinarios porque de un año para otro son previsibles. Son gastos ordinarios, presentes en nuestro calendario de desembolso anual, igual que el impuesto de vehículos o el IBI. El 35% de la población española tiene serias dificultades para pagar el material escolar y, en Andalucía, un 42%. Según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) de 2014 realizada con datos de 2013, se produjo una reducción del 2,3% en los ingresos de los españoles, que tuvo como consecuencia elevar el nivel de pobreza de España a un 29,2%, colaborando Andalucía en dicho porcentaje con un 42,3%. ¡Andalucía solita! La misma encuesta apuntaba que el País Vasco reflejaba los ingresos más elevados por persona al año (14.281 euros) mientras que los más bajos se reflejaban ¿en? ¡Andalucía y olé! Si somos conscientes de estos datos, no podemos hacer caso omiso de la actual situación de crisis y, por ende, de la situación de las familias que no tienen ni para comer.

En el panorama escolar la situación no es más benévola. ¿Cómo comprar ese material extra que se genera fuera del cheque-libro? ¿No lo compran? ¿No comen? ¿Y si las familias tienen más de un hijo? ¿Hasta cuándo soportar la humillación de volver a pedirle a la vecina o a la cuñada la ropa usada de sus hijos? ¿Hasta cuándo ver como aún hay niños a los que se les salta la hiel al ver que ellos sólo pueden llevar como desayuno las galletas que generosamente reparten en Cruz Roja en vez de un Actimel o un buen bocadillo de jamón? Porque frases del tipo "no te juntes con ese niño que va muy mal vestido" se siguen escuchando, porque los mayores son crueles pero los niños también y se dan cuenta (y en cuanto hay oportunidad lo hacen saber) que algunos se pueden permitir llevar camisetas con personajes de Atrapa la bandera mientras que otros, fruto de la herencia textil, aún siguen publicitando Los Teletubbies y esos ya no se llevan; pero tranquilos, no les faltan los cuadernillos de refuerzo.

La pobreza siempre será un tema incómodo dado que en el mar de la discriminación social y económica, a todos nos gusta navegar en el barco de los de Atrapa la bandera. Se constata, una vez más, que la infancia, es especialmente vulnerable a cualquier situación de crisis. ¿Cómo dar cobertura a esas necesidades básicas? ¿Cómo garantizamos la igualdad en el desarrollo de los niños? Las grandes superficies lanzan ilusorios atajos a la hora de hacer frente a la cuenta vuelta al cole dando la posibilidad de abonar a partir del mes siguiente o estableciendo cuotas que van desde los 3 hasta los 9 meses, arrastrando ya, de un porcentaje de interés.

Quien también se suma a la causa es La Caixa, que distribuirá kits escolares en algunas comunidades con unas tarjetas prepago para material escolar. En Andalucía se disfruta de un cheque libro incluido en el programa de gratuidad que la Consejería de Educación puso en marcha en el curso escolar 2005-2006. El objetivo de dicha Orden era facilitar la gratuidad del material bibliográfico, pero la demanda de cuadernillos o fichas complementarias que se da tanto en centros públicos como concertados y que abarca desde los 20 hasta los 150 euros, deja sin operatividad a dicho objetivo de reducir la carga económica a las familias.

Mercedes González, directora general de Participación y Solidaridad en la Educación de la Junta, advierte que se prohibe pedir a las familias más material bibliográfico del que viene incluido gratis en el cheque libro. Como es lógico, las editoriales rechazan esta medida mientras que los padres y madres la secundan. Si bien es cierto que dicho material extra es un material de refuerzo beneficioso para el alumnado, cabría la posibilidad de establecerlos como necesarios, con lo cual lo que habría de determinar son las distintas opciones para su consecución: o se busca otra forma de realizarlos (vía on line, plataforma informática o se copian como toda la vida), es el centro el que asume su precio o que los incluyan en el cheque libro, porque igual es que el famoso cheque no está cubriendo las necesidades reales.

Mientras tanto, no nos queda otra que hacer gala de estrategias de ahorro, tales como crear en los colegios un banco de intercambio para uniformes, ropa, material, etc. Reutilizar todo el material que se pueda del curso anterior y que tenemos por casa, no comprar los uniformes tan justos, retomar la sana costumbre de pegar rodilleras y hacer dobladillos en los pantalones, además de ir a comprar el material sin que vengan los niños con nosotros (que no se nos olvide que somos los padres los que decidimos el material a comprar).

Quién sabe si con tan simple política de ahorro no estamos más que fomentando el consumo responsable y logramos ese dinerillo para las botas o zapatillas de deporte, porque eso sí, en el calzado ni se ha de heredar ni se ha de escatimar. Quién sabe si hasta en un futuro no incluyen el calzado en el cheque libro como material obligatorio para Educación Física. Al tiempo.

Lydia Pérez Horcas
Últimas entradas de Lydia Pérez Horcas (ver todo)
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista independiente de Cultura Andaluza contemporánea.

Hemeroteca

secretOlivo.com se edita bajo licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)