Las crónicas de Zico y Paca

Ir por lana y salir de aquella manera

ir por lana y salir-tablero

Ir por lana y salir de aquella manera

Hier, antihier, hieres y antihieres de los antihieres, esta tierrademariasantísima se llenaba cada día y cada noche, de personajes y personajillos que en delante de sus supuestas mesnadas le prometía el oro del vellocino de oro. Expresión antigua en castellano, proveniente del ‘Poema de Fernán González’, “ir por lana y salir trasquilado o trasquilada”, que de todo ha acontecido, menciona a aquellos que perderían en una situación en la que se creía se sacaría algún provecho. Mentese a la pastorcilla de la Finojosa, que estando “en un verde prado de rosas y de flores, guardando ganado con cincuenta y nueve pastores, la vi tan fermosa que apenas creyera que volviera al aprisco con 47 parladores. De ahí, pariorose la expresión aquella, de “mira niña que pa este viaje no era mester tales alforjas”.

En siguientes tiempos, los estudiosos del tema, buscaran explicaciones, y se las darán a sus gentes, acerca de la pobreza del requesón y la quesada, en que vinieron charlatanes y titiriteros a la aldea, y con sus cantares, decires y chirimías liaron tal alboroto, que se le agrió la leche a la noble animalada. Vamos que tanto doraron las píldoras a tan singular pastorcilla que creyéndose la elegida por los titulares y prestamistas de la corte, sintiose reina y lo que le echaran. Adormecida por sus cuentos que dexian “que el aprisco había quedado chico por tan descomunal aumento de cuadrúpedos e que nunca en los predios de aquel vallecillo se había visto cosecha lechera y lanera desde los tiempos de los escuredos”. El Real Consejo de la Mesta, no la dejara pastar en los predios de mas allá de Despeñaperros.

Y así, aunque en la recogida perdió miles de borreguitos, a pesar de haber sido año de leches, la pastora quedaría nombrada con holgada ropa, tras su parto político, pos había quedado con igual número que el de antes de la preñez y sin donceles donde apoyar su gravidez. Pero ya, desde aquel entonces había plumíferos que por algún doblón de a dos buscabale albricias y pretendientes.

No quedaron los señores del señorío, contentos ni con los partos pastoriles de los ganados de sus faciendas, ni con las rentas con que el Infante don Juan Manuel, volvió tras sus negocios en tierra de la morería. Toda vez que en anteriores correrías, don Xavier de las Arenas trajo llena la faltriquera e a punto estuvo de hacer saltar la banca. E si tal cosa no aconteció, fuese por el ayuntamiento de la pastorcilla con doncel mechonero, cantor de sus beldades. No obstante, ante la falta de infantes e infantas, y su apostura en la contienda, no será llamado a Corte.

Verdad es que los señores del señorío, quedaron amolestados por la presencia en escena, de fehacientes burgueses de burgos, e que además no acataban tan castellano vocablo, si no que afrancesados por catalana proximidad habían trocado su nombre por el más laico palabro de Ciudadanos, provenientes del girondino citoyens. Aunque su liberté era la del mercado, su egalité de boquilla y su fraternité de enseñarnos a pescar. Darán, si dan algo, lo justo.

Descomposición de vientre, debieron darle los del tercer estado y más en particular los sans culotte (osease los que iban en pantalones tal cual), a tenor de los libelos publicados en temor acusatorio. Y además, descreídos se hacen llamar Podemos o podemistas, como si no reconocieran que el poder vienes del dios dinero y de los que mandan sin pasar por vulgaridades electorales. Su grito, “ni dioses, ni troika, ni casteros”, da razón a los que piensan paraisear sus bienes en moneda de curso legal pero de recorrido ilegal. Tendrán que aprender el ajedrez parlamentario de la casta, si no quieren caerse de ese tablero.

“Dios que buenos vasallos si oviesen tenido buenos señores”. Creo que ya por postrera vez, fio mi pluma a los suelos de la sureña iu. Vamos, como que ya ni me engañan, ni engañan. No es cuestión de bachilleres, ni de latines ni de niños que ayudan a vigilar las ovejas de la pastorcilla amorosa, ni de pasear vates y escribidores cambiantes… no es eso, ni ha sido en estos casi cinco lustros eso… Decires de que la plebe no ha entendido, tan alta responsabilidad de ajuntarse con la pastorcilla, que malentendieron como error como era una operación de alta política, es seguir tropezando en la mismita piedra. No serán sus adalides, llamados a Corte, si no voceados en plaza pública para que sus juveniles cuellos entren en guillotina corte. SIT TIBI TERRA LEVIS.

Vendrán, llegaran al Santo, muy santo, Hospital de las Cinco Llagas, tiempos de incertidumbre, por falta de formación castera, y por la denostada fragmentación de las Cortes Andaluzas, cuando debieran saludarse como signo de pluralidad y multiculturalidad. Vamos digo yo. Pero si el representante del poder de la ciudadanía andaluza, asume sus papeles… bienvenido sea.

Zico, Paca, mis perros y yo hemos oído muchas veces durante nuestro destierro, al Califa Anguita recitar una poesía de Odiseo Elytis. Pero no la recordamos tal cual, entre los tres hemos recompuesto su letra: “los que me traicionaron están muertos / los que me confundieron están perdidos / los que me escupieron se han ahogado / los que me apedrearon han visto derribarse sus casas sobre ellos. He cogido unas piedras de sus escombros y me he construido un pozo con su brocal junto a una vieja higuera. Me he sentado en el suelo y he apoyado la espalda en su tronco. Lilith, con un peplos insinuante, baila la Sirtaki, Paca como es de Podemos va a su aire y baila la danza de los siete velos, Zico toca el buzuki. Bebo a gollete una botella de vino de Retsina, enfriada en el pozo… miro la curva del camino y recuerdo a cuantos de los nuestros y de las nuestras dejamos en el camino, cuanta lucha, cuantos ideales… unas lagrimas me resbalan por la cara… me las limpio con el dorso de la camisa… miro a Lilith, a Paca, escucho a Zico tocar el Sirtaki… estoy vivo…

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)