Las crónicas de Zico y Paca

Andalucía sin poder

Luis Carlos Rejón

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón

Latest posts by Luis Carlos Rejón (see all)

andalucia sin poder-jesus del gran poder

Foto de Luis Eduardo P. Tavares

Mis recuerdos (bueno, mejor decir parte de mis recuerdos), de mi vida política publica y publicada, son de una calle de Sevilla. Un hombre, con alma de hombre bueno, tuvo sus recuerdos de un patio de Sevilla. Desde la sede del PCA (y de la habitacioncilla de IU-CA), en la calle Teodosio, o desde la ya sede de IU-CA en Santa Ana, esa calle era la calle que cogíamos para ir a las sesiones del Parlamento del corteinglés. Al salir del Parlamento, cogía la calle en sentido inverso, y desembocaba frente a mi piso. Un día me explicaron que la calle de Jesús del Gran Poder (la antedicha calle de mis recuerdos) tenía en el habla popular tres nombres, en virtud de la categoría de las casas, de las construcciones y de la categoría social de sus habitantes, en unos hipotéticos tramos. Don Jesús, Jesús y Jesusillo. Era, para mí, una de las más claras fotografías metafóricas de la Sevilla eterna.

En la vida política andaluza, ha habido también momentos a denominar cual los tres tramos. Tras un primer momento, desde el 4 de diciembre de 1977 al 28 de febrero de 1982, que la ciudadanía hizo sentirse Don Jesús del Gran Poder, se inició una etapa átona, con indicativos navajazos a Escudero (versión trágica de la navajera comedia con Tomás Gómez) y apuestas atrevidas de IULV-CA (desde el Poder Andaluz a la Deuda Histórica), a modo equivalente al tramo de Jesús del Gran Poder. Pasado el susto de la denominada “pinza”, recuperado por Zapatero el Gobierno central para el PSOE, se inicia el periodo agónico de Jesusillo… cuya expresión política más clara es la elaboración, castración, devaluada votación y anulación de las propuestas supuestamente más novedosas y realmente más alicortas del Estatuto de Autonomía de 2007.

Lo que antes habían sido herramientas de concienciación y lucha reivindicativa, pasaron a convertirse en peleas entre los elementos del bipartidismo (PP y PSOE). Cada uno utilizaba sus poderes territoriales para atacar al otro. Cada uno utilizaba sus agravios, pasados, presentes y futuros para teatralizar una supuesta guerra de posiciones. No había argumentos políticos, como modelo territorial, desarrollo autonómico, modelos presupuestarios, estado social y democrático o derechos laborales… Cada uno de los contendientes criticaba desde la oposición o desde sus islotes territoriales a los que turnaban en el Gobierno desde posiciones que ellos habían usado desde el Gobierno en su turno.

Y pensando en esas tácticas, pusieron en marcha el Segundo Estatuto de Autonomía (2007). Fue la más clara expresión de sustituir el lenguaje político, de contenido político, por la palabrería poética de la escuela zapateril y el tecnicismo burocrático del desnudamiento de los intentos de Poder Andaluz. Fue la más clara expresión de la traición de IULV-CA a sus propuestas políticas y a su historia. En el buenismo de las negociaciones, se tejieron los lazos, del pacto de gobierno de PSOE-IU de 2012, así como otras operaciones previas (cada cosa a su tiempo). En la pasividad de la ciudadanía andaluza ante el Referéndum autonómico, había un aviso de que esta había tomado conciencia, de una Andalucía sin poder. En esa pasividad había también una crítica al pacto de toda, o casi toda, la clase o casta política andaluza. Ese rechazo no lo pudo utilizar el PA, porque no aportaba nada nuevo. No lo pudo utilizar IU-CA, porque ya olía a apaños y a la IU del sur. Cuando apareció algo nuevo, hinchó sus velas a partir de esos malestares. Lo demás, no pasa de poses, lagrimitas y palabrería huera.

¿En qué quedó la propuesta de gobernar desde el Parlamento? Cuando todavía hay necios y necias que se echan las manos a la cabeza, hay que volver a recordar que al Parlamento corresponde “el ejercicio de la potestad legislativa”, “la orientación y el impulso de la acción del Consejo de Gobierno” y “el control sobre la acción del Consejo de Gobierno” (puntos 1, 2 y 3 del artículo 106 del vigente Estatuto, que tiene en este articulo 19 puntos sobre funciones del Parlamento). Las funciones del Consejo de Gobierno (artº 119.2) son las de “ejercer la dirección política… dirige la Administración y desarrolla las funciones ejecutivas y administrativas…”. ¿Por qué esta obsesión? Pues porque “el Parlamento de Andalucía representa al pueblo andaluz” (artículo 100.1).

¿En qué quedó la Reforma Agraria? Si hay en Andalucía una palabra (aunque sean dos) que levante recuerdos y memorias históricas, esa es Reforma Agraria. Independientemente de su contenido, en la historia europea y en la española, esta apuesta económica y política iba unida a la transformación, modernización y desarrollo de las estructuras agrarias (artículo 11.11 del Estatuto de 1982). Sin embargo, en el Estatuto de 2007 solo se habla de “el desarrollo de las estructuras agrarias” (artº 10.3.13). En los textos, y en lo hablado, las palabras no son neutras.

¿En qué quedó la Deuda Histórica? En la Disposición Adicional Segunda del Estatuto de 1982, se concreta un texto de inmenso valor político, con lógicas consecuencias económicas, pero que venía a recoger la reclamación por parte de Andalucía de una deuda con esta tierra, en virtud de la consideración de que esta comunidad había sido y recibido un tratamiento como colonia, no solo del extranjero, sino de otros territorios del Estado Español. El desarrollo de la Disposición llevaba, pues, consigo el que, año tras año, los Presupuestos Generales del Estado consignaran unas asignaciones complementarias para conseguir el nivel mínimo de los servicios. En un proceso lógico, el dinero recibido el año anterior mejoraba los servicio de Andalucía, pero como las demás Comunidades mejoraban asimismo sus servicios con su financiación ordinaria, en el Presupuesto siguiente Andalucía debía recibir una asignación propia para alcanzar de nuevo el crecimiento del resto del Estado.

En la Disposición Adicional Segunda del Estatuto del 2007, la IU del sur entrega la cuchara a cambio de compensaciones personales políticas ad calendas grecas. Se salda toda la Deuda Histórica a cambio de unos euros y unos solares llenos de jaramagos, sin valor al día siguiente. Pasamos de la dignidad de una excolonia (que exige lo esquilmado), a un conjunto de pedigüeños menesterosos… Así es… Andalucía sin poder.

Zico y Paca, mis perros, están de fiesta por la imputación del condotiero Zarrías. Zico me pide que le cuente, otra vez, cuando dicho señor intentó humillarme. Le preguntaron que a qué político no le gustaría parecerse. Y respondió: “A Luis Carlos Rejón Gieb”. Paca viene vestida con una sabana y una balanza. Los quiero.

Comments

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba