Las crónicas de Zico y Paca

Un, dos, tres… ¡Pollito inglés!

pollito ingles presupuesto de la junta de andalucia

En este juego infantil, a jugar en calles, patios o parques, y en los más miserables decampaos (siempre que hubiera una pared o muro en ruinas o lo que sea), la cancioncilla que cantaba el que se queda de cara a la pared, tenía distintas y diferentes letras. Iba desde el un, dos, tres… chocolate inglés o al zapatero inglés, pasando (lo juro por esta), por el un, dos, tres… la moda del corte inglés. Todas las variaciones, tenían una especie de estribillo, que señalaba la falta,… “sin mover los pies”. El o la que era pillada moviéndolos, cuando el de la pared tras cantar se volvía, quedaba expulsado. Ganaba el que llegaba a tocar la pared sin ser pillado. El premio consistía, en que era quien ocupaba la pared de nuevo y expulsaba, a los que pillaba andando. Era un juego de posguerra (que en España era interminable), donde el ganador gozaba del premio de expulsar a los que no se paraban, cuando él lo ordenaba.

El Reino Unido no tiene ningún documento constitucional único. En este sentido, no tiene una constitución escrita, sino que tiene una “no codificada”. De ello se desprende que el Parlamento puede cambiar la Constitución cuando se aprueban nuevas leyes.

A lo más que he llegado, buceando en mi inconsciente (¿pa qué llamarlo de otra manera?), a explicarme el por qué, de que mientras me estudiaba el Proyecto de Presupuestos para 2015 de la Junta de Andalucía, estaba continuamente repitiendo lo de “Un, dos, tres… ¡pollito inglés!”, es a lo anteriormente referido. O sea a unir en un solo pensar la canción y el tipo de juego de la posguerra, con el modelo de la Constitución inglesa en la interpretación del bipartito andaluz. O sea que a modo de juego pueden aprobar o decir lo que les venga en gana (en este caso los Presupuestos de 2015), que en cuanto se aprueben en el Parlamento Andaluz, se cambia la Constitución a su gusto y medida. ¡Faltaría más!.

Solía decir el hermano de Juan Guerra, que “el que se mueve no sale en la foto”. Versión, supuestamente maquiavélicamente intelectualizada, del juego antedicho: “Al que le pille corriendo, se queda fuera”. Sumando todo lo anterior, cuando aprueben el Presupuesto del 2015, en Comisión de Hacienda, antes de que el 20 o el 21 del presente mes, los socios de IULV-CA, tomen carrerilla y le exijan a doña Susana y adláteres, ¿qué hicieron antes de que ellos entraran con la aspiradora en el gobierno del PSOE?, entenderán los miembros del gobierno, si se aprueban en Pleno los Presupuestos del “suspense”, que acaban de cambiar la maldita y pecaminosa Constitución del 78, y aprobado los mimbres del paraíso comunista. Al tiempo. Si se aprueban. Esto no es serio.

Porque más o menos, según sus palabras, sus números maquillados y sus gestos, de aquesta manera y contenido son los Presupuestos de la ilusión… revolucionaria. Lo que pasa es que tiene más de ilusión que de otra cosa. Si todavía me acuerdo de restar, la diferencia entre el presupuesto de gastos del año pasado y el de este, es de 2.126.150 euros a favor del 2015, o sea nada hablando presupuestariamente. Si sobre los papeles, solo crecen apenas dos millones de euros, estamos ante un escenario donde haya menos sanidad, menos educación, menos servicios sociales, menos dependencia y más dificultades para afrontar los problemas de la gente.

Siempre se ha dicho, que el papel lo aguanta todo. Pero hasta para ese todo, hay un límite. En la página 15 de su resumen de autobombo de los Presupuestos, indican “como hemos superado el ajuste”, para equivocarse en la cantidad de menores ingresos, ya que sitúan en 180 millones de euros, la reducción de ingresos del Gobierno Central. Obtienen esta cantidad al restar a los correspondientes 606 millones de euros del 2015, los 426 M. euros por liquidación negativa del 2013 (y por tanto ya gastados). En consecuencia los menores ingresos son los 426 M. euros, que se detraen y no vamos a percibir (negociación con Montoro aparte). De esta manera empiezan manipulando cifras y engañando en el equilibrio de la balanza presupuestaria, colocando en zona de ficción, muchas partidas de unos Presupuestos de “ilusión”. Únase a lo anterior, los mayores gastos, por legitima recuperación de la paga extra de los empleados públicos, al 100% de los empleados del SAS, el personal de los Entes Instrumentales y Universidades. Estamos hablando de 447 M. euros, sin incluir a los 18.000 trabajadores y trabajadoras del la Enseñanza Concertada, a los que no se les devuelve la paga robada. Es decir, menores ingresos, más gastos, con el mismo número de funcionarios/as y un montón de nuevas promesas. Salvo que inventen el duro a cuatro pesetas, como que no salen. “Lo que se avecina en 2015 no es mejor, sino peor que lo vivido en 2014” (CC.OO. dixit).

Ergo la subida del 2,5 % en Políticas de Educación, o de Sanidad, son el producto de pagarle al personal de ambas políticas la paga extra debida, por muchas bellas palabritas que se escondan detrás de una continuidad de las políticas de recortes. Es evidente, que las políticas de recortes, se le achacan al gobierno de Rajoy, como este a la Merkell, y así sucesivamente. Podrán alegar lo que quieran, pero mienten. Es verdad que otra política es posible, pero no la hace el bipartito, o es que no es otra política. Sería conveniente que le explicaran a la ciudadanía, que con estos mimbres, esto es lo que hay. Pero por favor no nos tomen por tontos y tontas. Por favor.

Zico y Paca, mis perros, vienen otra vez con su calculadora de las teclas gordas. Zico, desde su eurocomunismo berlingueriano, nos suelta que “nemo dat quod non habet” (nadie da lo que no tiene). Me cabreo, y le digo “pues que lo pinten”. Zico, me dice “qué no te enteras, que la dignidad y la honradez no se pintan”. Aclarado, nos damos un abrazo. Paca termina de hacer números y nos dice “Dejaros de sentimentalismo pequeño burgués. Una pregunta incomoda, ¿si no te devuelven la paga extra, nos vas a bajar la calidad del pienso?”. “No” le respondo. “Y la cantidad?”, me repregunta. “Tampoco”, le digo. “Pues ya nos estás engañando”. ¡¡¡¡Paca!!!!.

Luis Carlos Rejón

Profesor de Historia, escribe de actualidad política en las Crónicas de Zico y Paca
Luis Carlos Rejón
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)