Opinión y Pensamiento

El new Beatle es solo un coche

podemos fans

Una de las cosas que ha proporcionado la llegada al mundo político de Podemos es un extraño fenómeno fan solo comparable al pop, y además al pop del malo.

No me importa en absoluto la belleza de los nuevos políticos, como sugirió El Mundo, pero su tirón mediático sí, de un tiempo a esta parte, se han acentuado dos posturas que ya estaban avanzadas: Hay fans de partidos políticos y hay fans del no querer saber nada de ellos. Ambas cosas son oscuras.

No querer saber nada de la política supone fácticamente ser cómplice de sus engaños, la desinformación es un arma afilada que juega a favor de quien la sepa usar. Todo es política:

Las becas de la universidad dependen de Consejerías y Ministerios de Educación, el IVA que se paga cuando se compra el pan depende del Ministerio de Hacienda, y así un largo etcétera de situaciones que hacen que la política deba ser ineludible para cualquier ciudadano que quiera ser ciudadano y no un simple habitante. El fanatismo de la anti-política es una mayoría absoluta de la dejadez y la mediocridad, lo cual empeora las cosas y crea, a su vez, más dejadez en la ciudadanía.

Lo mismo al revés: Pedro Sánchez, Susana Díaz, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, entre otros, tienen auténticos seguidores detrás que les jalean, los idolatran y les guardan una fidelidad canina. Esa anulación del raciocinio sólo puede acabar en derrota, de triunfar, podrán tener carta blanca: Una mayoría absoluta popular tras la que respaldarse y mover masas como si fueran un equipo de fútbol o una banda de música.

No quiero, por otra parte, atentar contra la libertad de pensamiento de cualquiera que piense que alguno de los antes citados son, efectivamente, buenos políticos, mis ánimos cuando escribo no van por ahí. Lo que suscribo es que a cualquier político le llegará su fallo y tendremos que decírselo, respetuosamente a poder ser, con argumentos fidedignos y hablando, en la medida de lo posible, con tranquilidad; pero si sigue esta tendencia de la política fan no habrá crítica objetiva sobre la equivocación, y entonces, fallaremos nosotros también por dejar hacer y deshacer sin que medie nuestra soberanía nacional, o regional, o estatal, o como quieran.

Los hay que son y serán del Betis para siempre, haga lo que haga, servidor, verbigracia, pero eso es sólo fútbol. Los hay que pensaron que hubo un cantante al que declarar heredero de Mike Jagger, pero Mike Jagger sólo habrá uno; los hay que piensan que un partido o un político es alguien a quien ser fiel de por vida, como se es fiel a ese cuarteto mágico que salió de Liverpool en los sesenta, aunque la mitad hayan desaparecido, créanme, aunque a estas alturas parezca obvio, hay gente a la que merece la pena recordárselo: Todos los partidos fallan y todos los políticos se equivocan, sólo la razón y la crítica merecen fidelidad, al fin y al cabo, el New Beatle es sólo un coche.

Fernan Camacho

Soy un tipo normal que un día juntó dos palabras y alguien, no recuerdo quién, me dijo que el puzzle no estaba mal. Después descubrí que las noches que no escribo suelo nacer muerto al día siguiente.
Fernan Camacho
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.