Opinión y Pensamiento

Quiero un país nuevo

País nuevo. República. Foto de Sanadan.
País nuevo. República. Foto de Sanadan.

Foto de Sanadan.

¿Tricolor o bandera normal? ¿Himno de Riego o el sin letra? A ambas cosas: ninguna de las dos.

Seamos serios: políticamente, somos un estorbo. Nos seducen más cantos de sirena que ideas que valgan la pena votar, la demagogia política es pan de cada día y aun así les seguimos votando. Nos mienten y se lo permitimos; nos vuelven a mentir y nos vuelven a engañar, y la primera vez que nos engañan es culpa suya, pero la segunda es nuestra. El fútbol es la religión más extendida y la cultura es mirada por encima del hombro.

No quiero nada que me represente y se acuerde de todas nuestras lacras. Dejémonos de una santísima vez de pensar que si eres republicano por narices levantas el puño, y si eres monárquico extiendes la mano. Las cosas no son así. Los primeros países republicanos de la era contemporánea (Francia y Estados Unidos) no son precisamente sospechosos de nada que tenga que ver con la izquierda. Son patrañas, resquemores y, sobre todo, falta de lectura pensar así.

La República, como tal, es una forma de Estado, quien quiera ver connotaciones que las vea, pero se equivocará. Es un complejo enorme y absurdo. Una República no es ni de derechas ni de izquierdas, una República no entiende de más ideología que no sea la de que todos los seres humanos nacen con los mismos derechos, y no hay nadie, se llame como se llame, que pueda estar por encima de otro.

Mucho ojo, una cosa es quitar de en medio todo esto y otra cosa muy distinta es olvidarlo. Si lo olvidamos, somos perfectamente capaces de repetirlo, pero para eso están los libros: los malos recuerdos que se queden para ser estudiados en las escuelas, los institutos y las universidades, no en el balcón de los Ayuntamientos.

Por eso quiero un país nuevo. Una bandera nueva y un himno que no tenga nada que ver con todas las miserias que hemos tenido por símbolo durante toda nuestra historia. Se acabó de lagrimeo idiota. Quiero una España de los españoles y para la humanidad, no un pozo de recuerdos furibundos.

Fernan Camacho

Soy un tipo normal que un día juntó dos palabras y alguien, no recuerdo quién, me dijo que el puzzle no estaba mal. Después descubrí que las noches que no escribo suelo nacer muerto al día siguiente.
Fernan Camacho
2 Comentarios

2 Comments

  1. AndalucesAtentos

    junio, 2014 at 10:01

    Hay que pensar en “Andalucía por sí” y en el papel que vamos a desempeñar los andaluces en esta nueva España…

  2. Juanpe

    junio, 2014 at 10:01

    Eso de España de los españoles….. mi patria en mis zapatos…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)