Iniciativas

Se acabó la doctrina Parot pero el terrorismo sigue siendo culpable

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha tumbado la doctrina Parot.

El Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo ha tumbado la doctrina Parot.

El Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo ha dictado sentencia, favorable a una etarra, por la que se anula la llamada “doctrina Parot”.  España, a diferencia de otros países, asume al cien por cien las sentencias de este tribunal europeo.

La doctrina Parot se establece en España ante el escándalo que suponía que asesinos de decenas de personas salieran a la cárcel tras apenas quince o veinte años de prisión. Esta doctrina, llamada así por un etarra al que se le aplicó por vez primera, anulaba los beneficios por estudios, trabajo y buena conducta que se aplicaban sobre  la sentencia real a cumplir y pasó a aplicarse sobre el total de la sentencia. Es decir, un asesino que estuviese condenado a tres mil años de cárcel, por beneficios se le descontaba del máximo de treinta años a cumplir. Con la doctrina Parot, se le aplicaba al total de la sentencia…

Evidentemente era una doctrina retroactiva y por tal ha sido anulada. La posibilidad de que se vean en la calle violadores, asesinos en serie o desgraciados asesinos etarras no es culpa del Tribunal de Estrasburgo, sino del buenismo que ha inundado este país en las últimas décadas. El franquismo consideraba la máxima pena en treinta años, lo que ha seguido hasta no hace mucho, que ha pasado a cuarenta.

La Constitución Española establece las penas no como castigo, sino como posibilidad de recuperación del preso.

Presos etarras ha habido que han redimido años de pena por presuntos estudios en la Universidad vasca, hasta que se les impidió ese acceso. Curiosamente, cuando estudiaron a través de la UNED demostraron ser peores estudiantes.

El Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo ha anulado lo que retrospectivamente se aplicó (y hay que decir que con bastante éxito) para acabar con la lucha terrorista que se enmascaraba en la liberación del país vasco. Hace dos años ya que ETA anunció el fin de la actividad terrorista.

Hoy, los grupos del conglomerado etarra recibían con aplausos esta sentencia. Pero ningún aplauso merece la posible salida a la calle de asesinos despreciables.

Los que hemos aguantado a pie firme el embate de unos iluminados no nos merecemos estas actitudes, pero en nada se aflojará. Los casi mil muertos, los varios miles de heridos, no se han merecido los políticos de estos años, sencillamente. La culpa ha sido nuestra, no se ponga en duda. Pero que nadie reciba con alborozo la vuelta de un asesino a su pueblo. Seguirá siendo un desgraciado asesino.

Las ideas se defienden con ideas. Siempre.

Comments

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba