Iniciativas

Acabar con este Gibraltar para poder ser amigos de los gibraltareños

Peñón de Gibraltar. Foto de Marcelo Reche

Peñón de Gibraltar. Foto de Marcelo Reche

En los años cuarenta el franquismo comenzó a cultivar la reivindicación de Gibraltar. No era nada nuevo. Un día del ministerio llamaron a la embajada británica por si necesitaban más policías para parar a los manifestantes. “Mejor nos mandan ustedes menos manifestantes”, respondieron.

El franquismo ha hecho mucho daño a este país. Todo lo que suena a franquista está vedado, antes de pensar siquiera si hay alguna razón para ello. “Gibraltar español”, gritaba mi hermano ilusionado ante el consulado honorario británico de Granada en 1967, ante la alegría de mis padres. Los estudiantes, ese día, no habían tenido problema para salir de los colegios y asistir a esa manifestación.

Se cumplen 300 años del Tratado de Utrech por el que el reino de España cedía a Gran Bretaña entre otras cosas, Menorca y el Peñón de Gibraltar. Menorca se retomó por la fuerza años después. Con Gibraltar no hubo manera, y mira que se intentó hasta incluso hace ochenta años…

Ahora están las cosas otra vez revueltas. Y como siempre en este país, los ciudadanos a palos, ya lo pintó Goya. No vale el bien común, sino ir contra los deseos y opciones del otro. Y así nos va.

No se trata de preferir unos colores u otros en la bandera que ondee en lo alto del Peñón, aunque todos tenemos opinión y gusto. El Peñón se cedió de manera perpetua, y es lo que hay. El Peñón y el agua del puerto. Nada más. Décadas después, los británicos se apoderaron del istmo, han ampliado el terreno comiendo agua —que no era suya— del mar. Hasta hicieron un aeropuerto en aguas españolas. Responsabilidad de los gobiernos de esta tierra.

Pero hoy, Gibraltar es simplemente un paraíso fiscal. Donde hay muchas más sociedades que habitantes, donde apenas se pagan impuestos; la gasolina es mucho más barata que el resto de España; el tabaco, para qué hablar, lo que provoca un evidente contrabando. Es difícil encontrar en la zona tabaco al precio normal en el resto de España. En torno a Gibraltar, en aguas españolas, se vende petróleo a los barcos que lo desean de barco a barco, con los graves conflictos medioambientales que se generan; la basura de Gibraltar se tira literalmente al mar…

Cuando por lo que sea, aunque fuese por intereses bastardos, se decide cumplir la ley, surgen voces de protesta. Pero son las voces de los esclavos, que no se deciden a ser libres y prefieren la sumisión…

Los colores del trapo que ondee en lo alto del Peñón me dan igual. Pero exijo que se acabe con la podredumbre fiscal de Gibraltar. Como siempre, habrá altos intereses españoles económicos que impedirán intentarlo en serio.

Pedir más dignidad a mucha gente en la zona es mucho pedir, hay miedo, miseria, pobreza, paro, rencor… Y por supuesto: si lo ha dicho/hecho el PP/PSOE, es claro que se debe proponer lo contrario PSOE/PP. Lástima de país, lástima de Andalucía.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)


Ibn Cano Carlos Cano por El Niño de las Pinturas


Nueva edición impresa de secretOlivo
DISPONIBLE EN PREVENTA
👉MÁS INFORMACIÓN