Iniciativas

Transiciones inaplazables (I)

Foto de Sebastiao Salgado

Foto de Sebastiao Salgado

Son necesarias transiciones múltiples:

  • De una economía de especulación, deslocalización productiva y guerra a una economía de desarrollo global sostenible y humano.
  • De una cultura de imposición, violencia y guerra a una cultura de conversación, conciliación, alianza y paz.
  • De la sustitución de los valores éticos por los “mercados” a la preeminencia, a escala mundial, de unos valores universales que sirvan, precisamente, para aunar la inmensa diversidad, hasta el límite de la unicidad personal, que caracteriza a la humanidad.
  • De los grupos plutocráticos a unas Naciones Unidas refundadas con gran autoridad moral y efectiva. Constarán de una Asamblea General integrada a partes iguales por Estados y Sociedad Civil. Al actual Consejo de Seguridad, se unirían un Consejo de Seguridad Medioambiental y un Consejo de Seguridad Socioeconómico. En ningún caso existiría el derecho al veto sino una votación ponderada.

Se integrarían plenamente en las Naciones Unidas el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial del Comercio.

Existiría una Corte Internacional de Justicia, en la que se integrarían los Tribunales Penales Internacionales de toda índole, con el fin de poder llevar a cabo esta labor eficiente y diligente en la justicia, premisa para la paz.

Podrían asegurar la solución en los siguientes casos:

  • Injerencia humanitaria: la soberanía nacional se ha utilizado como pantalla de protección frente a violaciones masivas de los Derechos Humanos. Es el caso de Cambodia (1975-1979) y Ruanda (1994). Tanto en estos casos como en aquellos en que no haya “interlocutor gubernamental” sino exclusivamente “señores de la guerra”, como ha sido el caso de Somalia, intervendrían inmediatamente, por interposición, los Cascos Azules.
  • Coordinación de las acciones rápidas en caso de catástrofes naturales o provocadas: es realmente un escándalo que en estos momentos no existan los medios adecuados para hacer frente a las catástrofes propias de terremotos, inundaciones, incendios,… cuando se dispone de un arsenal militar extraordinariamente sofisticado y costoso.
  • Fin de la impunidad a escala supranacional: las Naciones Unidas impedirían los actuales tráficos de capitales, drogas, armas, personas, órganos humanos!, que actualmente tienen lugar en la mayor impunidad. También actuarían para la inmediata clausura de los paraísos fiscales.
  • Estas Naciones Unidas ya reflejarían la pujanza actual de la sociedad civil y estarían también capacitadas para la coordinación a escala mundial de la debida atención a las grandes prioridades planetarias5: alimentación; agua; servicios de salud; medioambiente (emisión y captura de anhídrido carbónico; energías renovables); educación para todos a lo largo de toda la vida; desarme (iniciando inmediatamente acciones para el desarme nuclear); paz.
Federico Mayor Zaragoza

Federico Mayor Zaragoza

Bioquímico. Poeta. Ex Director General de la UNESCO. Presidente de la Fundación Cultura de Paz y presidente de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte
Federico Mayor Zaragoza

Latest posts by Federico Mayor Zaragoza (see all)

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba