Iniciativas

La plataforma Salvemos el Toblerone denuncia 36 irregularidades durante la demolición del silo de minerales

Foto de MA Blanco/SecretOlivo

El Toblerone ya es historia de Almería. Foto de MA Blanco/SecretOlivo

El silo de minerales de Almería conocido como Toblerone ya es historia, pero la plataforma ciudadana Salvemos el Toblerone no se va a retirar por ello de la pelea. Tras estudiar el proyecto presentado por el Ayuntamiento de Almería, denuncian que ha habido hasta 36 irregularidades en las obras de demolición y que el proyecto es un claro caso de “especulación urbanística”.

Dos de los portavoces de la plataforma, Manuel Pérez Sola y Ángel de las Heras, explicaban esta semana a los medios las irregularidades detectadas en las obras de demolición, que a pesar de las denuncias presentadas han continuado veloces hasta eliminar el antiguo almacén de minerales de la Compañía Andaluza de Minas. Falta de medidas de seguridad adecuadas y incumplimiento de la reglamentación sobre derribo de infraestructura industrial (asuntos que se iban intentando arreglar según la plataforma alertaba de ello) así como baile de fechas en los documentos que aprueban la obra son algunas de las irregularidades denunciadas por el colectivo ciudadano.

Entre estas, denuncian que “no se avisó al vecindario de las obras ni de las medidas a tomar. Tampoco al colegio colindante. En el colegio dicen que se habían comprometido a comenzar las obras en agosto”, al terminar un curso de verano que en la actualidad se está llevando a cabo en el centro, el Rafael Alberti. Desde que comenzaron las obras, el pasado lunes 1 de julio, los niños han estado asistiendo a este curso y jugado en el campo de fútbol-sala anexo al recinto del Toblerone mientras la maquinaria llevaba a cabo su tarea, levantando inmensas nubes de polvo rojizo por el mineral de hierro. Según la plataforma, una mujer ha presentado una denuncia con un parte médico donde se afirma el perjuicio para su salud provocado por este polvo de metal esparcido al caer las planchas del Toblerone.

Por propia iniciativa, la plataforma ha solicitado un estudio de la calidad del aire impregnado de polvo, aunque los resultados no estarán hasta dentro de dos semanas, cuando el almacén de mineral pertenezca al ámbito de los recuerdos.

Asimismo, la plataforma Salvemos el Toblerone ha denunciado las exiguas medidas de seguridad con que se estaban llevando a cabo las obras, tanto para los operarios como para quienes paseen o conduzcan por las calles colindantes. De hecho, la semana pasada, parte de una plancha metálica cayó sobre un vehículo del Ayuntamiento. Y aunque el concejal de Urbanismo, Pablo Venzal, aseguró que se trataba de una prueba de seguridad, la plataforma tiene imágenes que demuestran cómo la furgoneta circulaba justo detrás de un coche y delante de otros varios; es decir, que coincidió que pasaba por allí justo cuando se desprendió la pieza metálica. En las fotos, uno de los operarios se lleva las manos a la cabeza.

Otra de las irregularidades denunciadas por la plataforma es que el método para evitar que partículas de minerales y metales pesados contaminen la zona consistía en regar por encima el suelo y los bloques. Estos, que por ley solo pueden derribarse desde la mitad de la altura total del edificio, y que en el proyecto se dice que serán quitadas selectivamente, eran derribadas por “fuerza bruta”, caían desde hasta 30 metros de altura (con la consiguiente polvareda) y acababan mezclados en el suelo. Y, aunque no hay constancia de cómo se han estado retirando estos residuos ni quién ha realizado la tarea, sí han visto que el volumen de metales y hormigón derribados iba disminuyendo, con lo que “alguien” ha estado limpiando la zona.

De la misma manera, la plataforma denuncia la falta de transparencia en el proyecto presentado sobre qué ocurrirá con las líneas eléctricas y de agua, así como con los minerales acumulados en los sótanos del almacén, que forman un túnel que comunica con el Cable Francés. Asimismo, consideran extraño que, en la documentación que les ha proporcionado el Ayuntamiento, se solicite cierta documentación con fecha del 5 de julio (cuando las obras llevaban cinco días en curso) y que esta esté anexada a fecha de 28 de junio, el último viernes antes de que comenzasen los preparativos para la demolición, ese mismo fin de semana.

Además de las medidas de seguridad, que la empresa que lleva a cabo las obras ha ido adoptando según la plataforma alertaba de las carencias, otra de las denuncias de esta consiste en que el proyecto, que se está vendiendo con la excusa de que incluye zonas verdes y parques, ahora mismo solo contempla la construcción de varios edificios de viviendas de lujo, de hasta 15 plantas de altura. La zona de jardines iría sobre los terrenos que pertenecen a Adif, que aun no ha firmado el documento para cederlos, según ha explicado la plataforma ciudadana.

Asimismo, estas zonas verdes dependen del soterramiento de las vías, aunque no hay previsión de que este se realice “antes de 2020”. Así, para poder comenzar con el derribo acelerado del Toblerone, la empresa propietaria del silo, Suncrest, consiguió que se separase su proyecto del plan general sin pasar por Urbanismo, según denuncia la plataforma. De esta manera, tanto la zona de jardines como el 30% de vivienda protegida que la ley exige para el proyecto queda a expensas de que se acabe llevando a cabo el soterramiento de las vías.

“El problema es la calidad democrática de esta ciudad”, asegura Ángel de las Heras, quien alerta de que, aunque ya no haya Toblerone que salvar, no se retirarán de esta lucha hasta que los responsables paguen “por las irregularidades”. Su compañero Manuel Pérez Sola añade que apuestan “por otro tipo de ciudad. El ladrillo no es la solución al paro”.

Miguel Blanco

Cofundador y subdirector de secretOlivo. Periodista. Realidad y ficción: lo demás no cuenta.
Miguel Blanco
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)