Opinión y Pensamiento

“La política es el arte de lo imposible” (corrigiendo a Aristóteles)

“La política es el arte de lo imposible” (corrigiendo a Aristóteles)

“La política es el arte de lo imposible” (corrigiendo a Aristóteles)

“La política es el arte de lo imposible” (corrigiendo a Aristóteles)

Aristóteles

Llevo muchos años diciendo que la solución de los problemas requiere en cada momento el análisis que permita decidir si las soluciones que se vienen aplicando siguen siendo útiles o deben modificarse. Recuerdo cuando un Premio Nobel de Física, al iniciar su conferencia, proyectó una diapositiva en la que se leía tan solo una palabra: “Inercia”. “Éste es nuestro gran enemigo, indicó, ya que nos impide con frecuencia hacer las transformaciones que son imprescindibles para enfrentar los desafíos de cada momento”.

También he repetido, por la experiencia adquirida a lo largo de muchos años, que no debemos hacer caso a las “sabias” recomendaciones de “hay que ser realista”, “el pragmatismo es fundamental”. Los “realistas” nunca han sido capaces de modificar la realidad, porque la aceptan.

Está claro que hay que inventar el futuro, que hay que buscar permanentemente nuevos caminos, para transformar los “imposibles” de hoy en “posibles” mañana.

Los grandes políticos son los que han sido capaces de llevar a efecto, con imaginación y audacia, los cambios radicales que se consideraban “imposibles”.

Para mí fue muy importante la declaración del Presidente Kennedy en Washington en el mes de junio de 1963: “Ningún reto se halla más allá de la capacidad creadora de la especie humana”. Y ahora, más recientemente, la sentencia de Amin Maalouf –“Situaciones sin precedentes requieren soluciones sin precedentes”- y la de la Presidenta de Brasil Dilma Rousseff –“Para convertir nuestros sueños en realidad debemos superar las líneas de lo posible”-.

Y, por último, pero en primer lugar, la famosa aseveración de Albert Einstein: “En tiempos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

Deben enterarse, pues, todos los expertos, especialmente los economistas, que insisten en aplicar a problemas nuevos soluciones viejas. Hay que atreverse a corregir a Aristóteles y proclamar que “La buena política, es el arte de lo imposible”.

Federico Mayor Zaragoza

Bioquímico. Poeta. Ex Director General de la UNESCO. Presidente de la Fundación Cultura de Paz y presidente de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte
Federico Mayor Zaragoza

Latest posts by Federico Mayor Zaragoza (see all)

1 Comentario

1 Comment

  1. RAFA VERGEL

    enero, 2013 at 10:01

    Seguramente no solo habria que corregir a Aristóteles. Mucho más allá: hay que superarlo decididamente, ya que el Aristotelismo y sus esencias estan más cerca de lo que nos pensamos invadiendo el espíritu más actual. En su “Política” considera ciudadanos a aquellos que participan en el gobierno o en los tribunales de justicia. Solo a los hombres. Las mujeres se quedan fuera, junto a foráneos y clase esclava. Extraño “canto al equilibrio y la armonia” que vocea en su concepto de la ética humana como instrumento hacia la felicidad. ¡¡¡Menuda felicidad la de un esclavo/a!!!, pensaria Aristóteles…
    La esclavitud del mundo antiguo sigue existiendo hoy pero ha evolucionado hacia el reino de lo invisible. Se ha vestido de virtual. Lo peor aún: se ha disfrazado de libertad. Las “politicas son fraudulentas”, las “éticas” son inmorales, y alcanzar la felicidad es una meta traumática psico-física.
    Estoy totalmente de acuerdo: solo el arte nos salvará y reunirá de nuevo la diáspora. La creatividad contra lo establecido y caduco. Lo imposible como certeza y aventura nueva…
    El arte esta definido. Lo posible y lo imposible también. ¿No tendriamos que redefinir el concepto de política, como un valor deseable, autentico y operativo?
    Mejor no preguntarle a algunos políticos…

    SALUDOS
    RAFA VERGEL

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.