Iniciativas

Hazlo por tu presente

Cordón policial durante el 25S. Foto de TonoCano/SecretOlivo

Por Carmen Boza.

Hola, lo primero de todo lo que quiero decir es que ANTISISTEMA no debería ser una palabra con una connotación negativa, porque el sistema que rige nuestras vidas es una soberana cagada.

Después, que aunque la actuación policial no esté en absoluto justificada, no hay que desviar la atención. Ellos no son el problema, ni el motivo de la protesta. Ayer me di cuenta de que después de la primera carga policial, toda la manifestación que en un principio estaba encarando el Congreso, se giró hacia la policía.

Luego, que yo no quiero convencer a nadie de nada por supuesto, sólo quiero hablar de cómo me siento después de lo que viví ayer y de lo que he leído hoy.

Si no te interesan estos asuntos, no me llames pesada, simplemente puedes no leer.

Ayer, 25S, estuve como muchas otras miles (muchas más de 6.000, como dicen por ahí) en las manifestación pacífica que se convocó en Neptuno (y en los alrededores del Congreso de los diputados). También en las asambleas previas donde se pidió a todo el mundo que por favor recordara el carácter pacífico de esta manifestación y que yo creo que se respetó.

Allí en el turno abierto de palabra en la asamblea, salió a hablar una señora que tendría unos 70 años, creo recordar que era gallega pero no estoy segura. Nos dijo que no tuviéramos miedo, que ella no lo tenía, que ya le habían pegado muchas veces y siendo de muchos colores, grises y marrones y ahora azules y que ya, cuando tenía nuestra edad, corrió mucho delante de ellos para defender sus derechos. También dijo que no le importaba que la detuvieran. Fué emocionante, de verdad, escucharla decir eso.

Ayer, aunque sea triste, sentí miedo. Y como yo, mucha gente que corría en estampida cada vez que los antidisturbios cargaban contra la gente. Si la manifestación hubiese sido violenta, como dicen, no hubieran podido contener a esa cantidad de gente ni con antidisturbios, ni con la madre que los parió, es imposible, les hubieran pasado literalmente por encima. Pero es verdad que si todos confiamos en que somos más y que no tenemos miedo, el miedo desaparece.

Hay gente que no cree que salir a la calle de forma pacífica sirva de nada. Y probablemente sirva de bien poco, visto como ya hemos visto, como actúa la policía. Pero lo que yo creo que no sirve de nada es quedarse en casa viendo por la tele lo que nos quieran contar y que dentro de algunos años cuando las cosas vayan peor, porque irán a peor, lamentarse. Como ahora hacemos todos en nuestras cuentas de twitter. Si todo el mundo pensara que no sirve de nada, no estaríamos publicando las fotos que tanto molan de esas multitudes que estuvieron ayer dando la cara y algunos recibiendo palos.

Hay veces, que creo que el problema es que en el fondo a nadie nos duele porque no estamos lo suficientemente jodidos, o si lo estamos no lo notamos mucho. O lo que me da miedo de verdad es reconocer que somos todos demasiado egoístas (o demasiado estúpidos) y miramos para otro lado.

No tengas miedo de salir a la calle, si crees que es necesario.

Ni siquiera lo hagas por el futuro de tus hijos, que quién sabe si los tendremos, hazlo por tu presente.

secretOlivo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea. La minoría que piensa y siente.

Suscríbete a secretOlivo

Hemeroteca

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)