Iniciativas

Caminando hacia la miseria

Europa donará 67 Millones de Kg de alimento para paliar el hambre en España. Pueden verlo aquí

Miseria, por Notario

67 Millones de Kg, que suponen el más grande fracaso de los desgobiernos que ocupan y han ocupado el Congreso en este país. Somos el país con la tasa de pobreza mayor de Europa: 26,4%. Uno de cada cuatro niños nace España bajo ese umbral, y según los expertos, jamás saldrá de él.

Con 80,4 millones de euros, se va a dar de comer a 2.000.000 de personas en este país, que de otra manera, no tendrían que llevarse a la boca… Mientras, la banca recibirá -mínimo- 65.000 millones de euros. ¿Cuántos no comerían con lo que se traga la banca? Si hacen ustedes la regla de tres, salen más de 1.616 millones de personas que podrían alimentarse, con el dinero previsto para rescatar a la banca, es decir… el 23% de la población mundial comería con el dinero que se va a emplear sólo para el rescate financiero de la banca española.

Dos millones de personas que no tienen para comer en la moderna y desarrollada España, la de los circuitos urbanos de fórmula uno, la de los campos de golf, restaurantes de lujo con fama mundial y aeropuertos sin aviones.

Son para mí unas  tristes líneas, las de la rabia contenida contra un falso progreso que mata y abandona en la cuneta.

Como imágenes difusas en blanco y negro, aletean sobre mi cabeza aquellas escenas de la España de hambre y miseria de la posguerra, que en mi niñez, tanto le gustaba contar a mi abuelo, cada vez que tenía delante un plato lleno de lentejas.

La España en que familias enteras vivían alquiladas compartiendo pensiones, la del baño compartido al final de la escalera, la España del señorito y la criada, que trabajaba para llevar la comida a casa.

“Sólo gracias al trigo que mandó la Perona” decía mi abuelo, hablando de la ayuda que la Argentina de Eva Perón mandó entonces a España.

Y ahora, es Europa quien nos dona la comida,  volvemos a emigrar a buscarnos las habas, (42.000 españoles menos hay censados en este país tras el 2011), volvemos a las familias en habitaciones alquiladas, volvemos, como un mal chiste, arrastrados e impotentes, hacia la España de los años 50, que tan bien retrataba Berlanga.

Carlos Paredes

De la pataleta a la queja activa, por todo lo que otros quisieron callar.

Latest posts by Carlos Paredes (see all)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.