Música

Checopolaco: la rebelión de los que estamos perdidos

Miguel Blanco

Miguel Blanco

Periodista en Foco Sur y Almería Información. Cofundador de secretOlivo y AlDato. Profesor de Guión y Géneros Periodísticos. Realidad y ficción: lo demás no cuenta.
Miguel Blanco

Julián Méndez

Checopolaco abre su segundo disco cantando a “la rebelión de los que estamos perdidos” en El batallón, una canción que hace que uno recuerde con nostalgia a aquellos The Strokes que tan buenos eran hace diez años. El disco (titulado también Checopolaco) continúa sin embargo desgranando un catálogo de temas que combinan lo mejor de Los Planetas preflamencos, la facilidad pop de Lori Meyers, algo de Nacho Vegas, incluso de Surfin’ Bichos… y por supuesto, y ante todo, del propio Checopolaco, que les da su propia entidad.

Al frente del grupo está Julián Méndez, bajista actual de Los Planetas y miembro fundador de Lori Meyers (con quienes participó en los dos primeros álbumes). Esto da una pista de por dónde camina Checopolaco, pero no sirve para hacerse una idea completa de lo que tenemos delante.

Y lo que tenemos son temas potentes, inmediatos, como El batallón, Guerreros o esa Verte al Norte que tan bien retrata un amor desencontrado, así como piezas más delicadas, por ejemplo Diademas (con esa cáustica letra: “Dime qué es lo que está bien y lo que no está bien”) o A paso de caracol. Y todo fluye de forma perfecta, las letras sorprenden, la música te agita, la mezcla de ambas te anima el día. El disco permanece cuando acaba. Granada tiene otro grupo del que sentirse orgullosa.

Checopolaco sale a la venta el 23 de febrero, pero ya se puede escuchar en la página de Bandcamp del grupo. Aunque para ir abriendo boca, os dejamos con el tema de apertura. El resto (más una presentación de Manu Ferrón, de Grupo de Expertos Solynieve, que también merece la pena), pinchando aquí.

Comments

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba