Opinión y Pensamiento

El Miedo: padre de todas las miserias

Sin miedo habrá futuro 12m 15m

En el dentista no sufrimos por dolor, sino por miedo al dolor. El miedo nos convierte instantáneamente en seres más egoístas de lo que somos. Nos reduce nuestro instinto solidario, benigno, cooperativo, y nos convierte en seres competitivos, e incluso a veces, despiadados.

Y eso, ellos lo saben.

En el siempre actual cuento de Julio Cortázar Casa tomada, unos ruidos cada vez más presentes van desplazando a una pareja de hermanos, habitación por habitación, hasta que acaban en la calle. Nunca sabrán cuál era el objeto de aquellos ruidos, el miedo era suficiente.

A nadie ya se le escapa que los medios de comunicación masivos (grandes periódicos, grandes canales de TV-radio) responden y obedecen a intereses concretos de diferentes signos. El dueño paga, el dueño informa. Los medios de comunicación pasaron a ser hace tiempo el instrumento más efectivo de control y sugestión de los ciudadanos, por parte de esos dueños del ruido. Dueños del miedo.

El miedo se insufla silencioso, cadente, repetitivo. Las noticias se llenan de sucesos y accidentes aislados, de grandes hipotéticas pandemias internacionales que terminan sintetizando lo general en hechos particulares totalmente sesgados y sobretodo, interesados. El objetivo es el MIEDO. El medio es el MIEDO. Los destinatarios, nosotros, los ciudadanos.

Varios son los estudios que ya demostraron hace años que una persona con miedo es mucho más proclive a consumir. Comprar como alivio del Miedo. Esa es la primera razón de esta infame y efectiva estrategia psicológica y sociológica.

Pero quiero poner el acento en la segunda razón, el segundo efecto del Miedo colectivo: la inoperancia, el conformismo. “Ellos”, “esos”, “los ruidos” saben bien que, como en el cuento de Cortázar, la mayoría de nosotros también abandonaríamos la casa. Saben bien que el Miedo, como padre de todas las miserias, inyectado en la sociedad a través de sus medios de comunicación masivos, la descohesionará y la separará, dividiéndola en millones de átomos (personas) egoístas. Qué mejor manera de controlar a un colectivo y perpetuarse en el poder que dividiendo al pueblo. Qué mejor herramienta para controlar al ser humano que algo tan humano como el miedo.

Todo esto nos ofrece otra lectura: tú eres una potencia mundial. Imagínate si nos unimos.


Jesús Armesto

Director de cine y documentales y guionista. A una distancia prudencial del suelo.
Jesús Armesto

Latest posts by Jesús Armesto (see all)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.