Literatura

José Luis Cano, el corresponsal del 27 (7)

Como crítico literario, José Luis Cano ejerció bajo la férula de la generosidad, promoviendo iniciativas fundamentales en la poesía española más reciente como fueron la colección Adonais y la revista Insula. Según Alberto González Troyano, “su labor crítica -en la línea de la mejor tradición del buen gusto y de la tolerancia- la ha ejercido no a través del juicio acerado que quiere prodigarse sobre todo, sino con un criterio selectivo que le ha empujado a escribir básicamente sobre sólo aquello que para él merece su atención, al reunir calidad literaria y una actitud vital con alguna de cuyas facetas pueda sentirse identificado”.

Empero, la obra crítica de Cano es aparentemente dispersa, por cuanto buena parte de la misma aparece publicada en revistas o al pie de las ediciones de otros autores que anotó y prologó: Antonio Machado, Gustavo Adolfo Bécquer, Nicasio Álvarez de Cienfuegos, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Miguel Hernández, Blas de Otero o Emilio Prados

O, claro está, en sus ensayos específicos sobre los autores mentados, entre cuyos títulos aparecen De Machado a Bousoño. Notas sobre poesía española contemporánea, los Heterodoxos y prerrománticos, Españoles de dos siglos -con el subtítulo De Valera a nuestros días-, El escritor y su aventura o Los cuadernos de Velintonia. Buena prueba de su tino literario suelen ser sus antologías, desde la de los poetas andaluces contemporáneos, de 1962, hasta la Antología de los poetas del 27 o El tema de España en la poesía española contemporánea.

Hay otra prosa que pergueña Cano, menos conocida por sus lectores, como son sus breves memoriales. Como el que fue escrito a finales de los setenta y publicado por la revista Litoral en su número de homenaje a Jaime Siles. Se trata de La playa de Los Ladrillos, que aparece impreso como Fragmento de unas memorias imposibles y que posteriormente fue reeditado por la revista Bahía. En dicho texto, narra una excursión hasta dicha playa, con Yaya, su primera novia algecireña.

También publica Memorias malagueñas, en 1989: “Esas brevísimas páginas –avisa—las voy a incluir en un librito de memorias que escribí este verano, y que va a editar un amigo mío, Eugenio Suárez Galbán, director de la editorial Orígenes. Son recuerdos algecireños y malagueños”. Se trata de los Cuadernos de Adrián Dale, su seudónimo. “Aunque sobre mis libros se han hecho muchas críticas y estudios (recuerdo ahora un estupendo ensayo de Manuel Alvar sobre mi poesía, que fue una conferencia en Málaga), sobre mi vida es natural que se sepa poco, porque, afortunadamente, no soy famoso”.

En sus últimos años, a pesar de la arteriosclerosis y el alzheimer que le afectaron, Cano emprendió la aventura de traducir algunas páginas del periplo que el Marqués de Custine realizó en Andalucía, y que serán publicadas en la revista Almoraima. También durante este último periodo da a conocer parte de su epistolario, como las cartas que le dirigiera Cernuda, o se compromete en algún que otro trabajo divulgativo:

Mi salud ha mejorado algo, dentro de lo que cabe, pues la arteriosclerosis me sigue molestando con frecuentes mareos. No podré ir desgraciadamente al Congreso machadiano de febrero -escribe respecto al cónclave celebrado aquel año en Sevilla con motivo del cincuentenario de la muerte del autor de Campos de Castilla-. Y bien que lo lamento. Allí se estrenará el vídeo-libro que he hecho de Machado, con música de Paco de Lucía, y voz de Juan Diego.

 

Juan José Téllez

Juan José Téllez

Periodista y escritor. Os he hablado siempre desde el borde de la duda. Actualmente director del Centro Andaluz de las Letras
Juan José Téllez

Latest posts by Juan José Téllez (see all)

5 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba