Virgen Extra

Carta de Carlos Cano a su hijo Pablo

Carlos y Pablo Cano ©PabloCano/SecretOlivo

Carta de Carlos Cano a su hijo Pablo.

En estos momentos buena parte la acapara mi hijo casi recién nacido Pablo. Intento aprovechar la suerte que he tenido al poder conocerlo, porque estaba casi predestinado a que no le hubiera visto nunca. Le quiero mucho. Tener un niño de pocos meses me emociona y rejuvenece al mismo tiempo. Hay algo mágico en ello. Vuelvo a nacer y a los pocos meses me encuentro como si todo empezara de nuevo.

Me dirijo a él, que asoma por primera vez a la jungla de la vida, con perplejidad y el asombro de sus pocos meses y con el temor y la indecisión ante lo desconocido. En un tiempo en que es peligroso tener memoria, ser libre y amar lo imposible. Con las palabras que aprendí de los seres humanos más luminosos y buenos que he conocido. A unos en los libros, a otros en la vida y a otros en los sueños.

Le digo que si quiere ser hermoso, piense en cosas bellas. Si pretende la elegancia, que tenga dignidad. Si busca el amor, que utilice siempre la ternura. Si quiere un mundo justo, que transforme su vida en algo mejor. Que señale las heridas, si quiere curación. Si busca la pureza, que se acerque a la alegría. Que oiga la música hermosa de la soledad de los hombres. Si quiere que le quieran, que quiera y sueñe con el paraíso y aprenda que todo lo vivo tiene algo nuestro en su ser, y que lo busque y lo respete.

Nada es más importante que sentirse querido.

Que aprenda del instinto, que la intuición le enseñe la memoria misteriosa y oculta de las cosas. Que sea él mismo, se confronte con lo vivo, conozca y compare. Que desconfíe de las modas.

Cuando camine por los campos, le animo a buscar a lo lejos las montañas y cantar la melodía de sus líneas en el horizonte. A decir palabras cariñosas a la acacia y al romero, y a la albahaca cuando perfume sus sueños. Si recuerda algo triste, debe ser intensa su tristeza, debe llorar si es preciso luego y después olvidar para siempre. Es importante que recuerde que, para vivir, hay que olvidar. Todo como las plantas tiene sus raíces y sus flores. Para crecer mejor, debe decir que no muchas veces y tener una razón de ser.

Ser justo, pensar que ha nacido para algo especial en el mundo, y buscarlo, mirar dentro de sí.

Cuando luche que no sienta, sólo combata. Que oiga la voz de su corazón y se enfrente con ella a toda norma que le niegue. Que aprenda la diferencia que hay entre lo cierto y lo falso.

Aunque no pueda, no sepa o no quiera, debe pensar al menos una vez en compartir, en rebelarse porque, donde estén sus pensamientos acabará estando su corazón.

Pero, sobre todo, espero que algún día me pida que le cante con los ojos cerrados la Verdiblanca, y que no me pida que le diga los nombres de todos aquellos que tiraron por la borda nuestro futuro.

Que me pida y me pregunte, que yo recordaré con él que hubo un día en el tiempo de los gigantes que él y yo fuimos un corazón libre, y una estrella de luz por el alto cielo de la esperanza.

Nada más le pido.

Carlos Cano

secretOlivo

secretOlivo

Revista y web de Cultura Andaluza Contemporánea
secretOlivo
38 Comments

38 Comments

  1. Dina

    marzo, 2011 at 10:00

    Desde adolecente siempre supe sin saber que en algún lugar del mundo existía ese ser especial, único, irrepetible…en el que se mezclaran la fuerza y la ternura, claro en sus ideales, lleno sueños y energía para hacerlos realidad, que mas allá de las palabras fuera realmente uno con la humanidad, con el dolor ajeno, con la pobreza, pero sin resignación, poniendo el hombro para que el débil se apoyara sin llegar a la torpeza de aquellos que creen que ayudar es dar, no enseñar, no luchar contra la ignorancia y el poder, arriesgando todo por Ser, por Estar…Cuando supe de Carlos, cuando comencé a profundizar en sus palabras, sus obras, su vida, el acababa de cruzar el velo…me dolió, me duele mucho y sin haberlo conocido aun después de diez años le lloro…pero tengo el enorme consuelo de saber que mis sueños no eran simples quimeras, que realmente el hombre perfecto existió y se llamó Carlos Cano
    QUE MARAVILLA NACER DE UN SER ASÍ, SE FELIZ PABLO, SE LO DEBES

  2. ALF

    marzo, 2011 at 10:00

    El Nombre de Pablo viene del latín y significa Pequeño y Humilde.
    Las palabras de un Padre engrandecen al hijo que sabe apreciarlas aunque aquel ya desapareciera. Pero seguro que seguirá vivo en el recuerdo, en cada esquina, en cada olor, en cada brisa, en cada canción…En todas partes… Cuida de él y cuéntale de su padre…

  3. Manuel Mateo Pérez

    marzo, 2011 at 10:00

    Deliciosa, tierna, conmovedora, como todo lo que escribió Carlos.

  4. Malena

    marzo, 2011 at 10:00

    Sin palabras… gracias por compartir tanta belleza

  5. Nicolás

    marzo, 2011 at 10:00

    Pocas cosas tan hermosas he leído en mi vida. Hoy, Carlos, te has convertido un poco en el padre de los que -equivocados- buscábamos fuera de nosotros la Verdad.

    Gracias a tí, hoy puedo exclamar:¡Viva la dignidad! ¡Viva la vida!

  6. el lula granadino

    marzo, 2011 at 10:00

    Pablo, tu padre te dejo lo más bonito de la vida, su vida y su amor, tengo a gala haber compartido muchas cosas con él, sé como él.

  7. Juan Alberto

    abril, 2011 at 10:00

    Esta es la carta más bonita que he leído en toda mi vida, gracias al Olivo por compartirla con todos nosotros, a Pablo le mando un abrazo, una sonrisa y que la vida le traiga todo lo que se merece que seguro es mucho y bueno

  8. Paloma Mora

    junio, 2011 at 10:00

    Impresionantemente auténtico y tierno.

  9. Cesar

    junio, 2011 at 10:00

    Efectivamente, no hay nada mas grande en la vida que amar y sentirse amado. Los que logren eso, serán afortunados.
    Creo que Carlos Cano por lo que estoy descubriendo fue una de esas personas.

  10. Gilda Callejas

    julio, 2011 at 10:00

    Es el amor.

  11. rodrigo silva

    noviembre, 2011 at 10:00

    Una de los más bellos mensajes y uno de los más ciertos…

  12. Victor

    enero, 2012 at 10:00

    Como CARLOS CANO “ninguno” de ello ahora en estos momentos se me derraman olas por mis valles faciales, pero que son de lo que este ser nos dejó con su legado y sus coplas y demás.

    Tengo un amigo hermano que se parece a él en todas las formas, pero sé que CARLOS siempre será más que incomparable.

    Pablo, que dio sado eres al haber tenido un padre tan MAGNIFICO Y MARAVILLOSO, Quiérelo “SIEMPRE” el está a tu lado y con esa carta te ilumina cada día de tu vida. Siéntete mas que AFORTUNADO de ser el hijo de un gran marinero que lo fue, ya que, tuve la suerte de conocer alguien que estuvo embarcado con tu padre, me hablaba de el como si casi fuera DIOS, te envidio, pero siempre muy SANAMENTE porque tener eso es como tener como el cielo al alcance de tu mano, pone tantas cosas reales y verídicas que aun en estos momentos aún se me derraman las lágrimas sobre mi valle, porque las canciones de tu padre algunas de ellas las plasme con POESIA, ya que, aquí un servidor compone poemas, y que GRACIAS a sus obras musicales me salieron bonitas narraciones.

    Ojala que algún día pueda relatarlas a ti y a tu preciada madre.

    Un fuerte Saludo y ¡ADELANTE!

  13. Victor

    julio, 2012 at 10:00

    Lola, asi es la gente, que a veces lo mas respetable ni lo respetan, eso a mi persona LO REVIENTA, porque es faltàrle el respeto en vida postuma, y es cierto, el era tan sencillo que nunca presto atencion a ningun peridista, de ahi su gran humildad como persona y como ser humano.

    Un Cordial saludo

    • El Secreto del Olivo

      julio, 2012 at 10:00

      Víctor, gracias por visitar la web y dejar tu opinión. Para el asunto que comentas, te remitimos a la respuesta que le hemos dado a Lola. Saludos.

  14. El Secreto del Olivo

    julio, 2012 at 10:00

    Te equivocas, Lola: se hace público por decisión del propio Pablo, que la cede a uno de los editores de esta revista, que a su vez es sobrino de Carlos y muy apegado a él. Ni oportunismo ni gente a la que no prestó atención. Más bien homenaje y una manera de ensalzar las virtudes del genial cantante y autor. El oportunismo corre en estos tiempos más bien por otras orillas. Gracias en todo caso por pasarte y comentar. Esperamos haber aclarado el asunto.

  15. Belén

    julio, 2012 at 10:00

    Lástima es lo que produce la mezquindad de quienes tienen una visión tan pequeña del mundo, como para no comprender que la magia, la sabiduría y el amor que rebosa esta carta, solo puede ser compartida por quienes, con una generosidad infinita, saben ver en ella algo que vale mucho más que todo el oro del mundo, que el amor cuando se comparte se hace mas grande. Gracias Pablo por seguir la estela generosa de tu padre compartiendo este bendito tesoro. Gracias Tono por ser como eres. Gracias Carlos por seguir estando en ellos.

  16. Juan José García Delgado

    octubre, 2012 at 10:00

    Me llena de esperanza ver que hay andaluces que no te olvidan Carlos, como los amigos de “El Secreto del Olivo”, aunque a veces en este sueño inmenso e interminable… y duro que se llama Andalucía nos encontremos tan solos y desvalidos sin ti, sin la ternura y la rebeldía firme de tu voz en vivo. Tantas cosas han pasado desde que nos dejaste huérfanos, que nos sentimos algo perdidos sin tu palabra certera, pero sé que vivirás en nuestros corazones de corcho. Para siempre.

  17. OPS

    octubre, 2012 at 10:00

    Maravillosa carta, gracias por compartirla con todos. Emociona.

  18. María

    diciembre, 2012 at 10:00

    Es el Amor mismo !! Adoro a Carlos Cano. Conocí su obra después que había partido de este mundo…, como nos ocurrió a muchos. Cumplido está su deseo, al decir: “Que Naveguen los Sueños”, y así nos encontramos para darle calor y regar con nuestra emoción el amor que brota en sus canciones. Que Dios te Bendiga Pablo.

  19. Matilde Moran Benito

    enero, 2013 at 10:00

    Lo empece a conocer antes de ponerse malito… Qué pena tan grandeee

  20. Marisol

    abril, 2013 at 10:00

    Qué cosa más bonita!!

  21. Manuel M. Mateo

    enero, 2014 at 10:00

    Hermoso, muy hermoso. Gracias Carlos por escribir estas palabras para mí.
    “En estos momentos buena parte la acapara mi hija casi recién nacida Abril. Intento aprovechar la suerte que he tenido al poder conocerla, porque estaba casi predestinado a que no la hubiera visto nunca. La quiero mucho. Tener una niña de pocos meses me emociona y rejuvenece al mismo tiempo. Hay algo mágico en ello. Vuelvo a nacer y a los pocos meses me encuentro como si todo empezara de nuevo”.

  22. Fernando Jose Sanchez Vindel

    mayo, 2014 at 10:00

    Don Carlos Cano, ese andaluz lucido y amante de la vida a carta cabal, al que le debo un poema. Porque solo a el le escuche afirmar bravamente que cuanto mas mayor se hacia mas intolerante era con los hijos de puta que nos matan y asesinan no de golpe, sino robandonos los sueños, la libertad, la belleza dia a dia, hora a hora, minuto a minuto, hasta que olemos a muerte porque esta muerta y veinte veces muerta nuestra figura de hombres errantes que solo arrastran muertos y mas muertos en sus sueños y en su memoria.

    • SecretOlivo

      mayo, 2014 at 10:00

      Fernando, mándame ese poema y si quieres lo publicamos. Un saludo, Tono
      (secretolivo@gmail.com)

  23. Paula Valero Mugica

    agosto, 2014 at 10:00

    lo conocía..desde dentro..con eso de la verdiblanca..con eso de las habaneras de mi Cái..con eso de esa vida llena de corazón Andalú…y de hermosos sentires…LO vi, cuando estuvo en mi tierra despues de venir de la Manzana grande…y sabía que era la última vez que lo veía y sentía en directo…Pero, sigue por entre nosotros, con sus murgas..su voz cabernosa y tristona..su corazón pelado a nivel de pecho…Carlos…en mi casa estás…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

secretOlivo es una revista y web de Cultura Andaluza contemporánea

Archivos

secretOlivo.com utiliza una licencia Creative Commons. (CC BY-SA 3.0)

parriba